¡Hola Amante de las historias! Para cualquier mujer embarazada, su mayor anhelo es que el momento del parto sea seguro para el bienestar de su bebé y por supuesto para su salud.

Hoy conocerás un caso que sorprendió a las parteras y que ocurre en 1 de cada 80.000 nacimientos ¡Es sencillamente encantador! Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace y Compártelo con tus amigos.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

¡Las parteras se sorprendieron cuando notaron cómo venía el bebé en pleno parto!

Una chica de 21 años alcanzó las 39 semanas de su primer embarazo y estaba lista para traer al mundo a su hijo… Cuando finalmente llegó el día del nacimiento, ella ingresó al quirófano y el equipo médico estaba listo para comenzar sus labores y atender el parto.

¡Cuando el obstetra extrajo al bebé, todos en el lugar quedaron sorprendidos! Al parecer, el niño aún estaba dentro del saco amniótico.

Lo más sorprendente del momento fue que a través de »la bolsa» se podía ver el rostro del pequeño y todo su cuerpecito que en realidad estaba totalmente saludable 

¡En ese momento las matrionas no pudieron evitar gritar de la emoción!

Cuando ellas y los médicos notaron que el bebé vino dentro del saco, estuvieron preparados en todo momento para asumirlo y simplemente rompieron la burbuja protectora con un instrumento llamado »lanceta», a continuación el bebé continuó respirando con normalidad, sin sufrir ningún tipo de dolor.

Por suerte, cuando se dan estos casos ni la madre ni los niños recién nacidos corren riesgos de daños. De hecho, algunos expertos en salud consideran que dicha membrana puede incluso proteger a los recién nacidos del trauma del parto.

«La bolsa amniótica se produce con propiedades elásticas y se estira a medida que el bebé crece dentro del vientre. Esta bolsa no tiene ningún tipo de músculos, nervios, ni vasos linfáticos o sanguíneos. Por lo contrario está formada por un par de membranas: »Amnios» que es la que tiene »cercanía» con el bebé y »Corion» que es la exterior y es gruesa debido a que también tiene una capa »externa» esponjosa. «

La mayoría de las personas que se han enterado de este caso, informan a través de los comentarios que muchas creencias indican que los niños que nacen dentro del saco amniótico, »corren con suerte toda su vida». 

Este tipo de partos es popularmente conocido como »parto velado» y a los niños que nacen de tal forma se les suele llamar »enmantillados».

¡Definitivamente esta información sí que nos hace pensar que la naturaleza del ser humano es casi perfecta!

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]