¡Hola amante de las historias! Shelby y Jonathan son los padres de la pequeña Sophie de 2 años. Ellos amaban con profundidad a su hija y disfrutaban cada día que pasaban juntos.

Los primeros dos años de la vida de Sophie transcurrieron con normalidad. Ella jugaba, reía y era feliz. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Ella No Dejó De Observar A La Enfermera

Sus padres sonreían cada vez que veían cómo su hija iba haciéndose mayor alcanzado nuevos logros como caminar, tomar agua sola y decir algunas palabas.

Todo cambió una mañana cuando Sophie despertó con una crisis de alergia. Ella estornudaba sin cesar y su cuerpo evidenciaba que estaba teniendo problemas para respirar.

Shelby y Jonathan pensaron que se trataba de una gripe. Le dieron algunos medicamentos y Sophie mostró una mejora.

Pero a los pocos días volvieron a aparecer estos síntomas. Fue llevada a un médico, quien la diagnosticó con asma. Lo que Sophie estaba experimentando era una crisis asmática.

Pronto sus padres notaron que los tratamientos para el asma no resultaban muy efectivos para ella.

Su problema respiratorio parecía aumentar e intensificarse en las noches. Un día esta pequeña dejó de respirar. Shelby y Jonathan se alarmaron y la trasladaron hasta un hospital.

Horas después ellos se enteraron de la peor noticia de sus vidas…

Sophie no era una niña asmática sino que en su pecho había desarrollado un tumor cancerígeno del tamaño de una pelota de softbol.  

Fue internada en este centro de salud hasta que falleció. Sus padres no se separaron de ella y hasta el último momento la llenaron de caricias.

Durante ese proceso, Shelby pudo notar la actitud de una enfermera que atendía a su hija y decidió tomarle una foto para decirle “Te veo”, haciéndole saber que había estado alerta a todos sus movimientos.

“Te veo. Me siento en este sofá todo el día, y te veo. Intentas tanto pasar desapercibida para mí y mi hija. Veo que se te cae un poco la cara cuando ella te ve y llora”, fueron parte de las palabras que Shelby escribió para esta enfermera en Facebook.

Además, agregó «Intentas de tantas formas aliviar sus miedos y conquistarla. Veo que dudas en pincharla y quitarle las curitas».

Las enfermedades como el cáncer son difíciles de tratar pero por buena fortuna existen enfermeros y doctores con una empatía tan enorme que pueden hacer sentir seguros tanto a los pacientes como a sus familiares. ¡A todos ellos muchas gracias!

Descarga Gratis El Reporte: 3 Claves Para Comenzar A Ganar Dinero Desde Tu Casa Haciendo Manualidades (HAZ CLIC AQUÍ)

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

YM
[/showhide]