¿Que opinas de una madre que no trabaja en una oficina? Tendemos a pensar que es una persona que es floja, pero la realidad es que seguramente se esfuerza el doble. No te pierdas estas palabras de una madre.

Cuando te conviertes en madre la vida te cambia. Por eso es importante que te tomes el tiempo de apreciar este contenido para una buena reflexión.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

Soy mamá que no trabaja pero NO me juzgues de floja

Imagen de naranxadul.com

Cuando nació mi primer hijo decidí parar de trabajar.
Me costaba mucho trabajo retornar al trabajo una vez que acabó mi incapacidad y mi esposo yo decidimos que me quedaría en casa a cuidar del bebé.

Agradezco que teníamos la posibilidad económica para dejarnos esa tranquilidad.
Y todo me parecía tan claro hasta el momento en que recibí la primera pregunta enjuiciadora:

¿Exactamente en qué trabajas?


Soy ama de su casa, me dedico al hogar…
–Entonces NO trabajas.
 Sí trabajo y mucho.
Trabajo de sol a sol, veinticuatro horas, los siete días de la semana.

En ocasiones no tengo ni tiempo para comer tranquilamente o bien para sí llego a enfermarme.
 Mas no. No recibo un salario por hacer todo esto.

Si a esto te refieres. Y es que hay gente que piensa que las mujeres que no salimos a trabajar fuera de casa, somos presas de la flojera y de la comodidad. O bien somos conformistas, sin ambiciones o bien poco inteligentes.

Solamente hay que ver la mirada juzgona cuando alguien escucha la palabras ama de su casa o bien la manera en que nuestra sociedad juzga como mujeres mediocres, hastiadas y sin nada que hacer a las mamás que se quedan en casa.

Una madre es una trabajadora de por vida. Aplausos a todas esas amas de casa que entregan todo por su hogar.

Esperemos que hayas disfrutado de este contenido. Te esperamos en una nueva oportunidad.

!Agradecemos tu apoyo!

Vía 

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.