¡Hola Amante de las historias! Para nadie es un secreto que entre los padres y las hijas existe una afinidad inigualable… 

Mira por qué esta madre se sorprende cuando pensaba que su esposo e hija cocinaban. Una historia breve pero con un mensaje importante ¡Vale la pena leerla hasta el final y Compartirla!

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

La madre pensaba que padre e hija estaban cocinando el desayuno. Luego vio esto y quedó…


Esta es la historia de una pequeña familia que habita en un pueblo pequeño de los Estados Unidos ¡Con un simple acto, esta madre entendió que su esposo e hija se aman incondicionalmente!

Un día habitual exactamente en las horas de tomar el desayuno, el esposo de Kelsey, decidió sorprenderla con una sorpresa. Ellos tenían un matrimonio bastante feliz y siempre se aseguraban de demostrarse el uno al otro el amor que se tienen.

Ese día, Carl, quería sorprender a su amada esposa con un desayuno especial que llegaría hasta su cama sin que ella hiciese algún esfuerzo. Pero el mérito no lo tendría él solo, por supuesto que contaría con la pequeña Alanna quien es hija de ambos…

A pesar de que Kelsey no estaba enterada del plan romántico, siempre se daba cuenta cuando ese par se traían un plan secreto… Sin embargo, por no arruinar la sorpresa decidió no decir nada al respecto.

Luego de algunos minutos que Kelsey despertara, se quedó en cama… Mientras Carl y Alanna estaban en la cocina desde muy temprano.

Durante la espera de »su sorpresa» Kelsey escuchó una melodía bastante agradable y la verdad, tenía suficiente hambre como para averigüar qué sucedía en la cocina… 

Cuando entró ¡Se llevó una gran sorpresa!

La verdad es que Carl y Alanna no estaban tan preocupados cocinando, de hecho estaban llevando a cabo un momento muy tierno y cariñoso que demuestra la empatía de un padre cariñoso junto su pequeña hija.

Aunque era un momento espontáneo, Kelsey no dudó en que sería una escena digna de recordar toda la vida… Tomó su cámara, y grabó el baile sencillo de los cómplices sin igual. 

A pesar que el desayuno tardó un poco, la mejor sorpresa que se llevó Kelsey fue ver cómo se demostraron amor este padre e hija y aseguró que es un lindo momento que no olvidará.

Esta fantástica historia demuestra que en muchas ocasiones se debe ser más agradecido con los pequeños momentos cotidianos y especiales que nos da la vida, a veces en los simple están los grandes detalles…

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]