Luego de conocer esta historia vas a quedar muy conmovido. Este piloto se llevó la sorpresa de su vida al conocer a un niño en uno de sus viajes rutinarios. No te pierdas los detalles.

A veces la vida nos da enseñanzas que nos hacen valorar lo que tenemos. Esta madre tuvo un buen gesto con el piloto al regalarle unas galletas como muestra de agradecimiento.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

Mujer le regala galleta al piloto

Esta es la historia contada por el conduzco, conforme Tickld.

El avión se comenzó a llenar de pasajeros cuando de pronto escuché alguien tras mi. De reojo pude mirar que en la puerta de la cabina de pilotos había un pequeño de unos diez años.

Mirando el panel de control con mucho interés. Cuando nuestras miradas se cruzaron de forma inmediata se viró.

”Espera. Oye pequeño ven aquí”, le afirmé.

Al mirarlo me hizo rememorar mi niñez, tenía aproximadamente su edad cuando miré por vez primera el panel de control de un avión.

El panel era tan refulgente como un árbol de Navidad y no veía la hora de comenzar a estudiar para ser conduzco.

Actualmente tengo veinticuatro años y soy conduzco de una compañía aérea amaestra, en muchas ocasiones me pregunto si tomé la resolución adecuada. Yo paso la Navidad lejos de mi familia, ¿qué es verdaderamente lo que he hecho con mi vida?

El pequeño pequeño entró de forma cuidadosa a la cabina.

¨Me llamo Chad”, le dije y le di la mano.

Con cuidado él me dio su mano.

“Yo me llamo Sam”, dijo el niño y se giró hacia la silla vacía a mi lado.

¨¿Es el asiento del capitán?¨, preguntó.

¨Si es el asiento donde va el capitan Jim¨, alce mi mano y toqué tela gastada del asiento y le dije:

¿Te gustaría sentarte en su lugar?¨

Los ojos de Sam me miraron con cuidado.

Buenos días señores, esta mañana vino la madre de un pequeño y deseaba que les diese las gracias personalmente por mostrarle a su hijo como se enciende un avión.

Asimismo dejó esto para y afirmó que el pequeño no había dejado de charlar de su estupenda experiencia.”

El agente de seguridad les entregó un bulto de galletas.

El capitán abrió la lata y mordió una de las galletas de chocolate, después abrió la nota que había dentro y la leyó en silencio.

Después miró fijamente y dijo: ¨Ese pequeño tiene cáncer¨, luego leyó la nota en voz alta.

Vía

¿Qué opinas de esta historia?  Espero tu opinión en los comentarios de Facebook.

Gracias por visitar la página 🙂
Comparte Este Artículo Con Todos Tus Amigos Y Familiares Haciendo Clic En El Botón Inferior.