Te aseguro que cuando veas la decisión que tomó el tribunal en contra de esta mujer, te dejará un poco desconcertado. Una mujer deberá pagar un cantidad de dinero considerable por cada día que no permitió que su pareja viese al hijo de ambos.

Cuando hayas terminado de ver ésto sabrás que el derecho de los padres es el mismo hasta que la ley indique lo contrario, de violar dichas leyes podría salir caro. ¿Quieres conocer todos los detalles? Entonces quédate y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 🙂

Multa por cada día.

Un reciente fallo de la justicia Argentina ha generado polémica en el planeta. La Cámara Primera de Tribunales de Familia en Córdoba sentenció a una mujer a pagarle a su ex-pareja por día tras día que no le dejó ver al hijo de ambos.

La mujer va a deber abonar nada menos que sesenta y siete mil setecientos noventa y tres pesos (argentinos), por día tras día que el padre no convivió con su pequeño.

“Tenemos un acuerdo firmado por las partes y homologado por una jueza desde hace un año y medio en el cual la progenitora incumple sucesivamente el contacto con el padre no conviviente, no se lo da, no le permite verlo” fueron las palabra de la abogada de Claudia Maldonado.

Además de esto agregó que, desde el momento en que se concretó ese pacto, el padre pudo ver en poquísimas ocasiones a su hijo. Aun contó que acreditaron diez ocasiones en que el padre deseó verlo y no se lo dejaron.

“Nosotros venimos luchando por el régimen de visita, que ahora se llama sistema comunicacional, desde hace dos años y medio. En ese tiempo han sido muy pocas las veces que el papa pudo verlo al nene.

En septiembre de dos mil dieciséis se firmó el acuerdo de las visitas y se lo incumple sistemáticamente e incluso mi defendido y toda su familia ha sido denunciada por violencia familiar para que no quede una persona que pueda buscar al niño.”

Además de esto, la letrada aseguró que si se prosigue infringiendo con las visitas pedirán el cambio de guarda a favor del padre. Y esperan a que esto no tenga que ser necesario.

Fuente: telefenoticias

La prohibición indebida de visita a cualquiera de los padres por parte del otro puede ser altamente penada, ya que no una decisión propia si la ley los ampara a ambos.