¿Puedes imaginar que una madre le haga daño a su hijo? En la provincia de Jujuy, Republica de Argentina, todos sus habitantes estaban conmocionados ante la desaparición del pequeño Alexis Antonio Mamani de apenas 3 años de edad.

El niño fue visto por última vez jugando con su madre en la plaza “de los abuelos” del barrio nueve de Julio sector donde vive la abuela paterna de Alexis.  Quédate con nosotros hasta el final…

Ante la presión de la policía al parecer, la misma madre confesó su crimen.

Desde muy temprano en la mañana, la policía inicio con los trabajos de rastrillaje por las zonas donde se había visto al pequeño Alexis por última vez, como parte del trabajo de investigación.

La policía tomó declaración a la madre que aseguraba que su hijo de tres años se «había perdido» tras soltarse de su mano en un descuido.

El testimonio de la mujer no convenció a la policía desde el primer momento, por lo que estaba detenida. «Algo no estaba bien», se animó a decir un efectivo de la Brigada de Investigaciones de Palpalá.

Tras insistir en la declaración, los efectivos lograron que cuente la verdad. La madre, de veintiseis años, se comenzó a llorar y dijo que lo mató y luego lo tiró al río.

Al parecer, la madre había sido víctima de maltrato doméstico por lo que el padre del niño se encuentra preso.

La joven madre rehízo su vida sentimental, y en la seccional se encontraron denuncias por abuso sexual que el padrastro habría cometido al pequeño Alexis.

Desde la desaparición del menor, la madre no había hecho declaraciones en público pese a que el pueblo había convocado una multitudinaria marcha.

Pero horas antes de declararse culpable, Ana Gómez había escrito en su Facebook: “Mis hijos son mi vida, mi mundo mi todo. Alexis y Joel los amo”.

El horror que se produjo en Palpalá, Jujuy, sacude a todo el país. Durante la tarde del martes hallaron el cuerpo de Alexis Mamaní, de tres años, flotando en el río Zapla.

Un efectivo divisó un cuerpo en medio del turbio río Zapla, estaba casi hundido, sostenido por una roca. Había sido arrastrado unos tres kilómetros desde donde su madre indicó que lo había arrojado.

Ahora se está haciendo JUSTICIA para este pequeño, esperemos que estas historias no se repitan, es importante pedir ayuda antes de lastimar a nuestros pequeños.

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.