¡Hola Amante de las historias! Los niños son conscientes del abandono de sus padres, cuando se enteran de que son adoptados y es un momento difícil de superar.

Sin importar cuán queridos se sientan por la familia que los acogió, muchos guardan resentimiento y otros ansían conocer a la madre biológica para cerrar ese capítulo en su vida. La historia de Jen es una de esas. Lee hasta el final y comparte con tus amigos su búsqueda por su verdadera identidad.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Jen Fue Dada En Adopción Al Nacer

La madre biológica de Jen era una adolescente cuando quedó embarazada de su noviecito de la escuela. Su familia sentía vergüenza de que sus vecinos y amigos se enteraran de que la nena fuera una madre soltera.

Para esconder la falta que según ellos había cometido la muchacha, decidieron enviarla fuera de la ciudad y prepararon todo, para que apenas naciera la criatura fuera dada en adopción.

Así fue como Jen inmediatamente después de nacer fue entregara a la pareja que se convirtió en sus padres adoptivos y vieron por ella durante toda su vida.

La infancia de Jen fue normal hasta los 7 años

Jen creció tranquila rodeada de amor por las personas que le dieron un hogar y la criaron como su hija.

Pero a los 7 años le dijeron la verdad acerca de su origen. Prefirieron decírselo ellos y evitar que se enterara por otro medio.

Jen sentía el amor de sus padres pero a medida que fue creciendo, también quiso saber por qué su madre la había abandonado.

Buscó a su madre durante mucho tiempo

Jen hizo todo cuanto estuvo a su alcance para encontrar a su verdadera madre. Contrató a un investigador y fue descartando una a una, a las mujeres que podrían ser su madre.

Era la última persona de la lista que el investigador le había presentado y le escribió una carta, explicando quién era ella, pero en 2 oportunidades la carta fue devuelta sin abrir. Y decidió intentarlo por última vez.

Una tarde, estando en el jardín de su casa el teléfono repicó y al atenderlo, una mujer que se identificó como su hermana le dijo que su madre estaba avergonzada por lo que había hecho y quería pedirle perdón.

Viajó 15 horas para conocer a su madre

Jen emprendió un viaje para  conocer a su madre biológica. Las horas parecían interminables y cuando llegó, su madre solo lloraba pidiendo perdón.

Madre e hija se abrazaron por largo rato. Jen no tenía nada que reprochar porque la vida le dio unos padres maravillosos pero ella necesitaba conocer la verdad de su origen y cerrar ese capítulo en su vida para comenzar a escribir otro, compartiendo con su madre y sus hermanos.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

MP
[/showhide]