¡Hola amante de las historias! Esta historia resulta tan abrumadora que te hará llorar porque es un ejemplo de toda la disposición que tienen las madres para hacer felices a sus hijos.

Ada Keating es una anciana estadounidense de 98 años de edad que en días recientes hizo algo insólito por su hijo de 80 años. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!