¿Conoces la historia del niño que los amaba a todos? Es una triste vida de maltrato y rechazo que sin duda alguna te tocará el corazón.

Muchas veces juzgamos a la persona por su físico, sin saber lo que ha dentro de su corazón.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

La historia de un niño que amaba a todos sin importar nada

Imagen de holahola.cc

Llevó por nombre Juan. Tengo siete años. Amo mucho a mi madre Catalina y a mi padre Victor, y a decir la verdad, los amo y me atemorizan. Siempre y en todo momento me han golpeado, más no comprendo de qué soy culpable.

Saben, no tengo amigos. En el recreo, me siento solo y juego con mis lapiceros. Absolutamente nadie desea ser mi amigo. Toda vez que he tratado de aproximarme a alguien y hacer amigos, me acaban empujando y chillando.

¿Y saben por qué razón lo de fenómeno?

Tenía una enorme cicatriz en la cara a raíz de los golpes de mi padre, y siempre y en toda circunstancia llevaba exactamente la misma ropa. Exactamente los mismos y viejos tejanos azules, camiseta roja y zapatos viejos.

Mi profesora en ocasiones me invitaba a desayunar con ella, jugaba conmigo. Ella es mi amiga.

Pasó medio año. Comencé a estudiar mejor, más mi mamá y mi papá no me amaban.

Una vez vertí involuntariamente el café y nuevamente me golpearon…
Entonces mi corazón se enfermó y le afirmé a mi mamá:

Mamá, mamá, me duele el corazón.
Ella no prestó atención…
Nuevamente estaba en el centro de salud y mis papás no iban a verme. me afirmaban que irían, jamás iban… Y aguardaba y aguardaba…
Los amaba tanto.. ¡Amaba a todos!

El pequeño Juan murió un par de días tras otro dolor en el corazón. Cuando fue encontrado fallecido, en su mano tenía un dibujo con una nota que no acabó de escribir:

El contenido era el siguiente: «Mamá y papá, perdónenme por ser tan feo, imbécil y cojo. Perdónenme que no me amaron… perdónenme. No deseaba molestarlos, solo deseaba una cosa… Abrazarte mamá… besarte y decirte que te quiero…

Papá… deseaba jugar contigo y salir a caminar… cantar y explorar… Yo sé que la culpa…
Yo los amab…
Ya no había continuación… el corazón del pequeño se detuvo…

Vía

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.