¡Hola Amante de las historias! Seguramente sabes que después de un día agitado puede que nuestros pies »suden» y en consecuencia se generen algunos olores no tan agradables. 

En casos normales, con un baño y cuidado los malos olores desaparecen pero en la historia que conocerás hoy, ocurrió algo inusual. Conoce el desenlace para enterarte de cada detalle y No dudes en compartir la información con tus amigos.