¡Hola amante de las historias! Cuando imaginas Francia, probablemente pienses en un campo exuberante o en el romance en París. Pero, no siempre fue así. Durante la Primera Guerra Mundial, tuvo un panorama mucho más oscuro.

Esto se debe a que, dentro de sus fronteras, se encuentra una sección conocida como la Zona Roja, prohibida durante casi un siglo. Nunca volverás a mirar a Francia de la misma manera. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Descubre Por Qué Es Tan Peligrosa La Zona Roja En Francia

En la Primera Guerra Mundial, cerca de la ciudad francesa de Verdun, se convirtió en el sitio de una de las batallas más sangrientas de la historia. La cual duró 303 días y murieron más de 70 mil soldados al mes.

Los expertos dicen que tomaría entre 300 y 700 años limpiar el área, aunque incluso puede ser imposible, debido a la cantidad de toxinas absorbidas por el suelo.

En 2004, investigadores alemanes descubrieron que el suelo contenía 17% de arsénico, que es decenas de miles de veces más alto que los niveles típicos. El gobierno determinó que era necesario reubicar completamente a todos los que viven allí. 

¡Que peligro!

A pesar de que la tierra una vez demolida volvió a formar un bosque exuberante, sigue siendo más peligrosa que nunca. Por sus altos niveles de plomo encontrados al cazar los animales que habitan el área.

El agua de la zona contiene una buena cantidad de percolato, un químico utilizado en la fabricación de cohetes y municiones. En 2012, se prohibió el consumo de agua del área. En muchas partes de la zona roja, solo sobrevive el 1% de la vida vegetal y animal.

En 1946, los franceses establecieron una organización especial llamada Department du Deminage; se comprometió a limpiar la mayor cantidad posible de armas del área. 

Cerca de 900 mil kilos de municiones sin explotar se desentierran cada año. Ellos llaman a esta excavación constante «la cosecha de hierro». Incluso hay vertederos designados para que los granjeros dejen las municiones que encuentran recolectadas por las autoridades.

Aun así, a principios de la década de 1970, el Departamento del Deminage creía que sus esfuerzos de limpieza fueron exitosos. Cuando pensó que la tarea estaba completa, reabrió más terrenos y carreteras al público. 

Desafortunadamente, no se consideró completamente las fugas y otras consecuencias de la detonación de tantas bombas químicas. Para cuando el área se restringió oficialmente en 2012, cientos de personas y animales habían muerto por municiones no detectadas.

En 2012, el gobierno prohibió el ingreso al sitio

Los que viven en las áreas circundantes a menudo cuentan con colecciones personales de artefactos de la guerra, y algunos incluso abren sus propios museos o agregan sus hallazgos a los destinos turísticos locales. 

Algunas ciudades de la zona nunca fueron reconstruidas. En cambio, se consideran «pueblos fantasmas» y se utilizan como monumentos dedicados a aquellos que «murieron por Francia». 

Si te gusto comparte con todos tus amigos!

[/showhide]

Atención: Estas imágenes no son de nuestra autoría, si conoces o eres uno de los creadores, ponte en contacto con nosotros para darte los créditos.