Hola amig@s, si eres amante de los animales, seguramente la historia de esta cachorra te impactarÁ aunque sea un poco. Una cachorrita en las calles de Argentina fue quemada de manera muy grave solo por pedir un poco de comida para ella y sus cachorros.

Cuando hayas terminado de ver la historia, sabrás de que son capaces de hacer las personas a un simple cachorro callejero que sólo molesta para poder subsistir en este mundo cruel. ¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final… y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 

La quemaron por mendigar comida.

Lina es una perra callejera de Merlo, Argentina, que conforme los relatos el animal se aproximó a una casa para solicitar comida, más la dueña del sitio se lo impidió y para distanciarla le tiró aceite hirviendo.

“Así la encontramos, con heridas y quemaduras en su lomo, en su cabeza y parte de uno de sus ojos.

La imagen era desgarradora porque ella, con todo el dolor que uno puede imaginar, seguía amamantando a sus cachorros”, fueron las palabras de Carolina voluntaria de una Organización llamada Cuatro Patas.

A pesar del lamentable ataque del que fue víctima, los cachorros de Lina estaban en estupendas condiciones si bien un tanto de parasitos.

De todos modos los separamos de ella cuando comenzaron a alimentarse solos por el hecho de que con la piel en carne viva y los cachorros caminando por encima de ella, Lina seguramente sintiese mucho dolor y era un sufrimiento eludible en el que podíamos colaborar” dijo Carolina.

Por suerte logró recuperarse poco a poco de sus graves lesiones y su ojo está mucho mejor, tomando en cuenta que al comienzo se pensaba que perdería la visión.

Resistió heroicamente a la sanación de sus heridas y comenzó a producir un vínculo de confianza con sus cuidadores.

El resultado de esta historia es todavía más esperanzador, puesto que sin siquiera haberse organizado una campaña la perra fue adoptada por una familia que cuidaba desde ya antes a Alfio, otro perro salvado de la calle.

La Nación

Fuente: Proyecto4Patas

Si no te gusta las mascotas es entendible que no tengas en casa y no te guste el contacto con ellas. Sin embargo es importante que respeta la vida de los seres vivos.