A simple vista esta chica parece igual a las demás. Pero en realidad, al ver a  Meagan Bernard notarás un detalle que puede considerarse diferente.

Una de sus piernas es mucho más gruesa que la otra, debido a que Meagan tiene una condición llamada Linfedema. La ahora modelo, ha tenido que luchar toda su vida con esta enfermedad.

Esta condición hace que una parte del cuerpo acumule diariamente hasta 3 litros de líquido, en el caso de esta chica en su pierna derecha.

Los Linfedemas son complicados de tratar, pues todos los días debe drenar el líquido acumulado con una máquina especial, además de utilizar medias de compresión y soportar el dolor que le causa.

Cuando era más joven, Meagan sufrió de bullying, escuchando comentarios ofensivos o apodos como “Michelin”.

Incluso en una ocasión intentó suicidarse. Según sus propias palabras, ella prefería morir a seguir padeciendo ese problema.

Pero algo cambió en sus pensamientos y desistió de esa idea.

Meagan dejó a un lado los pantalones anchos y ahora luce sus piernas con orgullo, usando shorts, faldas cortas e inclusive bikinis. ¡Ya no se avergüenza  de su cuerpo!

Esta chica es sin duda una inspiración para otras personas que sufren de Linfedema.

Ayúdanos a dar a conocer la vida de Meagan Bernard, compartiendo con tus amigos.