¡Hola amante de las historias! Ser mamá es la bendición más grande que recibe una mujer. Y al mismo tiempo, el desafío más grande al que se puede enfrentar.

Un madre siempre amará a su hijo o hija por encima de todas las cosas. Sin embargo, a veces eso significa tener que aceptar cosas demasiado fuertes. ¿Quieres saber de qué hablo? Quédate hasta el final y descúbrelo. 

Le Decían Que Debía Abortar, Pero Ella Amaba A Su Hijo A Pesar De Todo

Nuestra historia comienza cuando Lacey y su marido Charles Buchanan, estaban en la dulce espera de su primer bebé. Siendo padres primerizos, ambos estaban saltando de felicidad, pero esta les duró poco.

Los médicos descubrieron que el bebé, Christian, iba a nacer con malformaciones en el rostro y no estaban seguros de si sobreviviría.

Pero Lacey no perdió la esperanza. Ella ya estaba completamente enamorada de su hijo y estaba dispuesta a tenerlo aunque esto representara un desafío para el que tal vez no estuviese preparada.

Como no sabían si el bebé sobreviviría, tomaron muchas precauciones y en febrero del 2011 Christian vino a este mundo mediante cesárea.

Cuando escuchó llorar a Christian, pensó que todo estaba bien. Pronto descubriría que no era así.

Lacey estaba ansiosa por ver a su bebé, pero los médicos no se atrevían a enseñárselo. Apenas y pudo ver a su hijo recién nacido.

La primera vez que Lacey tuvo a Christian en brazos, él estaba envuelto y tenía una gasa blanca cubriendo sus ojos. Ella sabía que sus malformaciones faciales eran graves, pero aun así era perfecto para ella.

Finalmente, Lacey se dio cuenta de la gravedad de la situación. Christian solo tenía piel y tejido corporal donde debían estar sus ojos; su querido bebé había nacido sin ellos. No sabían que hacer o donde encontrar consuelo, pero aun así amaban a su pequeño.

Contra todo pronostico, hoy Christian tiene cinco años. 

Él fue sometido a su primera intervención quirúrgica a los cuatro días de haber nacido y debe someterse a más.

Y aunque los primeros momentos fueron difíciles y el desafío de cuidar a Christian casi significó un quiebre en la relación de la pareja; la familia supo manejarlo y mantenerse unida.

Christian necesitará más operaciones a lo largo de los años y su futuro no está del todo claro. Lo que no se puede poner en duda es la fuerza de este campeón y las ganas de luchar y vivir que tiene.

Christian es una gran inspiración y hoy nos enseña que debemos ser agradecidos siempre y aprender a aceptar la vida como es, pero sin rendirnos. ¡Maravilloso!

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

Fuente de inspiración.

AZ.