¿Conoces al joven que recupera movimiento de la parte superior de su cuerpo aun padeciendo una discapacidad? Se ha tratado con células madre y los resultados han sido exitosos.

No te pierdas los detalles de este importantísimo avance, Así que presta mucha atención es una excelente noticia para todos.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

El primer tetrapléjico tratado con células madre

Imagen de conocersalud.com

A Kris se le ofreció la ocasión de que un procedimiento le cambiará la vida potencialmente a través de el empleo de células madre, lo que implicaba que ‘tenían la capacidad de arreglar el tejido inquieto dañado por medio de la substitución de las células dañadas’.

El procedimiento experimental no garantiza ninguna restauración de la parálisis de Kris, más para él es un peligro.

El proceso se comenzó en el mes de abril de dos mil dieciseis cuando el doctor Liu inyectó diez millones de células AST-OPC1 de forma directa en la médula espinal cervical de Kris.

Las células AST-OPC1 proceden de donaciones de óvulos que son fertilizados in vitro (o sea, en una placa de Petri). El doctor Liu explica que:

por lo general, los pacientes con lesión de la médula espinal se someten a una cirugía que estabiliza la columna, más se hace poquísimo para restaurar la función motora o bien sensorial.

Con este estudio, probamos un procedimiento que puede prosperar la función neurológica, lo que podría representar la diferencia entre estar de forma permanente paralizado y ser capaz de emplear los brazos y las manos.

La restauración de la función a ese nivel podría prosperar significativamente la vida diaria de los pacientes con lesiones graves de médula.”

Tras tan solo tres semanas de tratamiento, Kris empezó a enseñar signos de mejora, y a los dos meses podía contestar el teléfono, redactar su nombre y manejar una silla de ruedas.

Había tenido una mejora significativa en sus funciones motoras; que son las transmisiones de mensajes desde el cerebro a los conjuntos musculares para crear movimiento.

Kris recobró dos niveles de la médula espinal que marcaron gran diferencia en sus habilidades de movimiento.

Fue la diferencia entre un movimiento mínimo o bien ninguno en lo más mínimo, y ser capaz de marchar por su cuenta. Kris recobró el aspecto fundamental de la independencia.

Vía 

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.