¡Hola! Te aseguro que cuando veas la despedida entre este cachorro y un abuelo te vas a sentir realmente conmovido.

Un hombre de setenta años de edad llamado Peter se encontraba realmente mal y el hospital decidió otorgar un permiso para que pudiese despedirse de su mascota.

Después de que hayas terminado de ver ésto sabrás lo importante que somos para nuestras mascotas y todo el gran amor que pueden sentir por nosotros.

¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final… y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 🙂

Despedida dolorosa.

Posted by Ashley Stevens on Thursday, March 29, 2018

Peter Robson de setenta años, que padecía una enfermedad terminal, había estado postrado en cama en un hospital de Escocia, separado de su amado collie de la frontera, Shep, cuando llegaba al final de una batalla de varios años contra la enfermedad pulmonar.

En sus últimas horas, Robson no quería ninguna comodidad en casa. Aunque parecía poco práctico, dijo su familia, solo quería un momento para despedirse del amigo que había estado a su lado durante todo el proceso.

En un emotivo video de Facebook , los familiares de Robson fueron vistos llevando a Shep a su habitación del hospital el jueves en el Ninewells Hospital en Dundee, Escocia.

Mientras escuchaba a sus familiares sollozando y llorando al fondo, Robson se inclinó sobre el costado de la cama del hospital para acariciar a su perro, luego se quitó la máscara de oxígeno para dejar que el animal lo lamiera.

Uno de los familiares dijo que ver a Shep era el último deseo de su abuelo. Unas horas más tarde, murió rodeado de sus seres queridos.

Más tarde publicó fotos y videos de la reunión en Facebook, mostrando a Robson rasguñando la cabeza del perro antes de caer sobre su almohada. Ella escribió que estaba «absolutamente asombrada y emocionada» de ver el deseo de su abuelo hacerse realidad.

Funcionarios del hospital dijeron que la enfermera de Robson trabajó con colegas en «control de infecciones» para organizar la reunión especial para el hombre.

Los miembros de la familia Robson le dieron a Shep como cachorro hace ocho años para hacerle compañía después de la muerte de su esposa.

En enero de dos mil quince, Robson fue diagnosticado con fibrosis pulmonar, una forma progresiva de enfermedad pulmonar, y más tarde desarrolló enfisema.

En diciembre Peter empeoró, pero no fue hasta hace varias semanas que el y su perro se separaron, cuando Robson fue ingresado en el hospital.

Fuente: washingtonpost

El amor de nuestras mascotas es un vínculo muy fuerte que solo puede ser roto por la muerte y que pese a eso, siempre estarán en los pensamientos de uno o del otro.