¿Cómo reaccionarias si tu pareja te pide el divorcio? Todos sabemos que los matrimonios tienen altas y bajas, lo importante es no dejarse vencer.

Una noche llegué del trabajo, ya la cena estaba servida, mi esposa se sentó frente a mí para preguntarme como había sido mi día, la calle sutilmente diciéndole que había decidido pedirle el divorcio. Quédate con nosotros hasta el final…

Lo importante es seguir juntos de la mano para salir delante de esas situaciones que a veces se nos presentan como pareja.

Ella me tomó la mano y me preguntó el motivo, no pude responder, entonces me soltó la mano y me dijo que yo no la merecía.

Sólo la escuchaba que lloraba, pero no quería herirla más diciéndole que mi corazón ya le pertenecía a otra mujer, que estaba agradecido con ella pero ya no la amaba. Así pasaron algunos días.

Un día encontré una carta en la cama, entre sus condiciones para darme el divorcio me pidió un mes más de matrimonio fingiendo que todo estaba bien frente a su hijo, además, debía cargarla todos los días desde la puerta de entrada hasta la habitación.

Pensé que había enloquecido, pero si era lo que deseaba para darme el divorcio, la complacería. Los primeros días fueron incómodos, nuestro hijo cuando nos veía gritaba «Papá y mamá se aman, él la carga como superhéroe», sus palabras me hacían sentir mal.

Me di cuenta de que amaba a mi esposa…

Al quinto día ya lo hacíamos mejor, sentí su cabeza en mi pecho y pude mirarla, ya no era joven, estaba acabando con ella y eso nunca me lo iba a perdonar.

A la semana ya no había incomodidad, nos habíamos acercado y yo me sentía como un miserable por lo que le estaba haciendo.

El último día antes de llegar a casa, decidí terminar mi relación con la otra mujer ya que me había dado cuenta de que amaba a mi esposa, pase por un ramo de rosas rojas y fui a casa, cuando entre mi hijo lloraba diciendo que su mamá había muerto mientras dormía.

Ella llevaba tiempo luchando contra el cáncer y yo sin saber, ella sabía que le quedaba poco tiempo de vida, por eso me había pedido un mes. No permití que nadie la cargara, le puse las flores en su pecho, le pedí perdón y la cargue por última vez.

Vía

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.