¡Hola Amante de las historias! La naturaleza es sabia y otorga a los seres vivos la capacidad de adaptarse al medio ambiente aunque no sea su hábitat natural.

Pulguita es una ardilla particular que no trepa a los árboles sino al gabinete de cocina de sus padres adoptivos. Lee hasta el final esta publicación para que conozcas la razón que la hace tan diferente al resto de su especie. Eso sí, comparte su historia con tus amigos.