¡Hola amantes de las historias! Solemos escuchar historias preciosas sobre el momento de dar a luz, pero poco sabemos sobre la otra cara de la moneda a la que muchas mujeres han tenido que enfrentar.

La violencia obstétrica es real y este hecho causo un daño en las madres que tienen que sufrirla, que muchas veces resulta irreparable. ¿Quieres conocer más al respecto? Quédate hasta el final y entérate de todo.

El Terrible Testimonio De Una Mujer Maltratada Al Momento De Dar A Luz


Lura Cáceres tenía programada su fecha para dar a luz. Sin embargo, como puede pasar en cualquier caso, las contracciones comenzaron antes de lo esperado y ella no pudo soportarlo.

No tuvo más remedio que dirigirse cuanto antes al Hospital de Morón, en Buenos Aires, Argentina, sin ser consciente de que esta no había sido su mejor decisión. Laura fue ignorada desde el momento que llegó.

Las parteras se excusaron diciendo que esa no era la hora que Laura tenía programda, ignorando por completo que ella estaba sufriendo un dolor insoportable. Además, ella les recordó que su bebé había sido diagnosticado con taquicardia y temía por su vida.

Pero nadie la escuchó. Y, las mismas enfermeras argumentaron que la taquicardia no representaba un peligro real, que se quedara esperando su turno sin más pataleos.

«Si abrir las piernas te gustó, ahora aguanta esto».

Eso era lo que las enfermeras le decían a Laura, mientras ella gritaba de dolor, una acción que solo las hacia enojar más y tratar peor a Laura.

Pero su pesadilla no acabo al entrar a la sala de parto, de hecho solo empezaba. Luego de estar 14 horas sin recibir atenció, finalmente la llevaron a una camilla. Su médico no fue menos cruel, la hizo pujar inmediatamente.

Laura estaba sin fuerzas y no podía pujar correctamente. Su bebé quedó atorado y las enfermeras, para no batallar màs, jalaron con fuerza, fracturandole un brazo al recien nacido.

La bebé necesitó de un respirador artificial para vivir y es que su taquicardia combinado con la tardía atención que tuvo Laura, fueron fatales para la recién nacida, originándole un irreversible daño en su cerebro.

Un acto cruel, pero más común de lo que creeríamos.

La violenca obstétrica es muy real. Lastimosamente, algunas mujeres han tenido que sufrir ataques, insultos, malos tratos y más, que han resultado en momentos trágicos.

Es necesario darle voz a estos hechos y condenarlos por completo. No es posible que doctores o enfermeras se sientan en la potestad de tratar mal a sus pacientes. ¡Alza la voz en contra de la violencia obstétrica para que esta se detenga!

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

Fuente de inspiración.

AA.