¡Hola Amante de las historias! ¿Piensas que tienes demasiados problemas? ¡Reflexionarás luego de leer esta increíble historia de un niño en sus últimos momentos de vida! 

El cáncer es una enfermedad desgarradora pero este hermoso ángel tuvo la voluntad de luchar hasta su último respiro. Lee la historia y cambiarás tu forma de ver la vida.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Un niño de 4 años con cáncer se encuentra a minutos de la muerte: despierta del coma y susurra 4 palabras desgarradoras


Esta es la historia de Nolan, un pequeño que a tan sólo 3 años comenzó a presentar malestar generales que no parecían nada fuera de lo común. Pero cuando empezó a presentar problemas para respirar mientras dormía, su madre Ruth decidió llevarlo al hospital. 

En la estadía en el hospital, Nolan presentó resistencia a los antibiótioticos y a todas las técnicas que serían las necesarias para tratar una infección. Los médicos alarmados junto a su madre, tomaron la decisión de extirpar las amígdalas del pequeño y las adenoides inflamadas. 

Lamentablemente, luego de algunas pruebas pertinentes, se comprobó que Nolan sufría de rabdomiosarcoma (un cáncer que afecta el tejido blanco del cuerpo). Desde este instante, para la familia Scully, la vida cambió por completo. 

La misión principal de los padres de Nolan era conseguir salvar la vida de este pequeño angelito, entre constantes visitas al hospital se llevó a cabo la quimioterapia, radioterapia y las oraciones no cesaban. Se esperaba que la lucha pudiera contra todo pronóstico. 

Como todo niño, Nolan en sus peores días lo único que pedía era mantenerse cerca de su madre. Incluso, cuando ella debía tomar una ducha o iba al baño, Nolan se acostaba en la alfombra a esperarla. 

Las peores noticias llegaron un año y medio después. A pesar que Nolan había luchado insaciablemente, los tratamientos se habían agotado. Y la madre supo que sus días juntos podían estar contados. 

Los padres con el corazón arrugado conversaron con Nolan y le hicieron saber que se acabaron las batallas, él se notaba aliviado pero de alguna forma pensó que »decepcionaría a su madre» si no ganaba la lucha. 

Luego de 36 horas de desvelo y sentimientos encontrados, Ruth debía tomar una ducha. Después de pocos minutos, Nolan se encontraba en un sueño profundo y su nivel de oxígeno estaba reduciéndose considerablemente.

Parecía que Nolan estaba pasando por sus últimos momentos de vida y la madre decidió acompañarlo hasta su último respiro. Increíblemente, el pequeño por última vez despertó y sonriendo, le dijo a su madre: »Te quiero mucho mami». Después de estas hermosas palabras, el pequeño de 4 añitos durmió, sin despertar nunca más.

Actualmente, la madre de Nolan describe ese último momento como un milagro. Y entre el profundo dolor que le dejó la pérdida de su pequeño, lleva ese instante en su corazón, y asegura que es el recuerdo que la mantiene viva.

Esta historia llena de valentía y amor incondicional, es la muestra perfecta de que nunca se está demasiado mal para no expresar nuestro amor y que el amor de los padres no tiene barreras. 

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]