¡Hola! Te aseguro que después de que conozcas la historia de este médico te sentirás agradecido con su gran labor. Un hombre llamado Mariano se dedica a ir a iglesia y ayudar a personas que se encuentran refugiadas y que antes vivían en la calle.

Cuándo hayas terminado de ver todo ésto sabrás que ayudar a las personas siempre será alguno bueno y aportará sin duda una gran ayuda a personas que necesitan apoyo. ¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final… y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 🙂

Atiende a personas de la calle.

la100.cienradios

Mariano Masciocchi, es médico cardiólogo. Después de su divorcio y la muerte de su padre decidió mudar de vida, buscar ese algo más.

Fue en ese instante que empezó con la Organización no Gubernamental ¿Me regalas una hora?, con el propósito de dedicarle tiempo a tener un vínculo con otro.

El médico Mariano se dedica atender personas en iglesias a personas en situación de calle:

Lo que hacemos, lo hacemos con el tiempo de los voluntarios. Acá no se trata solo de poner la tarjeta de crédito y donar. Se necesitan minutos.

En este momento estamos en el comedor de San Expedito y acá hay gente que hace cosas con tiempo y con amor. Solo con amor se coloca el vaso en la mesa, con su servilleta limpia y doblada. Con amor se cocina. Y eso trasciende lo religioso, no es una cuestión de chupacirios

Al doctor Mariano llegan a verlo con un abanico de nosologías potenciadas y agravadas por la carencia de medicación y tratamiento; la ausencia del higiénico baño diario; la imposibilidad de la cama digna, la utopía de un techo propio que queda justamente en eso, en utopía.

Hacemos más con una sonrisa, con el mimo, con el abrazo, que con el antibiótico. Es tan importante tocar, abrazar, escuchar. ´Gracias por darme la mano´, me dijeron alguna vez”, narra entusiasmado.

Siempre hay que pensar que el que está en la vereda abandonado podría ser uno mismo. Y que, en ese caso, nos gustaría que alguien nos diera una mano”.

Todos asisten en la organización sin ánimo de lucro, los antídotos que tienen son muestras sin costo o bien donaciones de colegas, y Mariano aclara.

No somos una farmacia, pero tratamos de ser coherentes. Esto significa que si viene una persona en situación de calle, le digo que tiene una neumonía y no le doy la medicación, le estoy haciendo un chiste.

También aclaró que van a donde los necesitan, tienen una sede fija sin embargo siempre tratan de movilizarse para atender y poder así llegar a más personas para poder cambiarle la vida.

Fuente: la100.cienradios

Este tuvo una gran iniciativa y junto a muchas buenas personas más se dedica a cambiarle la vida a las personas en Buenos Aires, Argentina.