¿Conoce alguna historia donde la vida de alguien haya dado un giro inesperado? Esta pequeña fue una niña amedrentada en el colegio, pero hoy es una importante actriz de televisión en EEUU, su historia sirve de inspiración para quienes sufren los maltratos de sus compañeros de clases.

Estar en un colegio no es nada fácil y más cuando se tiene que soportar los maltratos de los compañeros, afortunadamente hay historias maravillosas de personas que superan todo ese dolor. Quédate con nosotros hasta el final…

Joanna Gaines pasó de ser una chica víctima del bullying a una animadora de TV

La afamada actriz televisiva tiene 39 años y una encantadora personalidad que la ha permitido ser predilecta entre tantos seguidores en la actualidad.

Lo que desconoce la mayoría es que cuando era una chica normal y corriente padeció de intimidación en el colegio.

Todo comenzó hace algunos años en el 2013, en su serie Fixer Upper, se emitió por primera vez.

De inmediato obtuvo seguidores del programa que trata de arreglos para la casa ¿Nadie se imagina quien es ella?

Su ascendencia es de origen coreana, y su padre indoeuropeo. Sus compañeros de estudios, se reían por que tenía sus raíces asiáticas.

Según sus comentarios, al diario Today el enfrentarse al amedrentamiento permanente deja huellas de incertidumbre y desconcierto en cualquier muchacha.

Su apariencia actual la hace ver muy segura, pero lo que la gente ignora es que aun quedan secuelas en su memoria de tales rechazos.

Joanna Gaines tuvo durante años su autoestima muy baja, esto le impedía vincularse con sus compañeros:

“Ante la gente daba la apariencia de dominio y rudeza, como un mecanismo de defensa para cubrir la verdad que yacía en mi interior”.

La situación se agravó cuando se cambio a un colegio en Texas en la secundaria. Los padres tenían la esperanza en que la joven se relacionaría mejor con sus compañeros, pero realmente no fue así.

Gaines se refugiaba en el baño para almorzar diariamente. Enfrentar esas circunstancias no fueron fáciles, pero fueron las bases de aprendizaje.

Actualmente tiene cuatro hijos, entre siete y doce años y un bebé. Su experiencia de vida le ha permitido transmitir a sus hijos, lo que ella en carne propia pudo sentir en tantos años de amedrentamiento.

Reconocer a un pequeño que se sienta sólo, no excluirlo y a socializar con él. No apartar a nadie, por el hecho de no ser como los demás.

Via

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios de Facebook.

Gracias por visitar la página 🙂
Comparte Este Artículo Con Todos Tus Amigos Y Familiares Haciendo Clic En El Botón Inferior.