¿Te gustan las historias de amor? Esta pareja comparte lo que han vivido desde el primer momento en que se enamoraron.

A pesar de que su novio fue diagnosticado con cáncer ella se mantuvo con el jurándose amor infinito.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

«Antes de morir le prometí que todo el mundo conocería nuestra historia de amor»

Imagen de lanacion.com.ar

Tenían dieciocho años y una vida por delante. Un día a él le diagnosticaron cáncer y tomó una esencial resolución

Natalia lleva grabado el nombre de Agustín en la muñeca de su mano izquierda. Está escrito en imprenta y mide unos cinco centímetros. La palabra está acompañada por el símbolo de amor infinito.

Se lo hizo un mes una vez que su novio muriera, como símbolo de la historia amorosa que vivieron.

Natalia y Agustín se conocieron en el mes de julio de dos mil once, en Cruz del Eje, Córdoba. Él jugaba al pádel con el primo de ella y, si bien esa tarde no cruzaron ni una palabra, al poco tiempo le solicitó amistad en Facebook.

Cuando comenzaron a charlar se sintieron atraídos. Conversaron sobre su actividad como jugador profesional de pádel -Subcampeón Mundial y Vencedor Panamericano- y le confesó que estaba en Córdoba de visita, mas vivía en La Rioja.

Al poco tiempo, el instante tan aguardado llegó: debía jugar un campeonato en La Rioja, y se iban a ver. La primera cita. Ese fin de semana se pusieron de novios. Tenían quince años y una vida por delante.

Los primeros un par de años fueron fantásticos, más una tarde todo cambió. A Agustín le dio un tirón en la espalda realmente fuerte y como el dolor no cedía fue con sus padres al médico.

Le hicieron una batería de estudios que lanzaron un diagnóstico demoledor: «Cáncer testicular con metástasis en intestino y cerebro».

Uno jamás espera encontrarse con un diagnóstico tan malo, mas a los dieciocho años mucho menos.

Natalia jamás lo dudo. Estaría ahí para su novio como lo había estado siempre y en toda circunstancia, desde el primero de los días.

Viajaría a Córdoba las veces que fuesen necesarias, se internaría con él, le daría ánimo y haría todo cuanto estuviese a su alcance para obsequiarle a Agustín instantes felices.

Vía 

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.