¡Hola Amante de las historias! Creas o no en los milagros el caso de Chelsea Banton fue asombroso. Esta jovencita tuvo una recuperación increíble después de haberle retirado el soporte vital.

Una hora después de que su madre autorizara que la desconectaran, un ángel la salvó. Lee hasta el final esta conmovedora historia y compártela con todos tus amigos.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

La Cámara De Seguridad Grabó La Presencia Del Ángel En La Habitación

Chelsea toda su vida tuvo serios problemas de salud. Nació prematuramente y desde entonces, toda la familia extremaba sus cuidados porque vino al mundo con serios problemas inmunológicos.

Casi siempre estaba enferma, captaba el mínimo virus del ambiente porque tenía las defensas muy bajas. Siendo la más pequeña en casa de los Banton, era muy mimada y todos vivían pendientes de ella.

Una tarde de Septiembre en el 2008, Chelsea fue llevada a la emergencia del hospital con dificultades respiratorias. Su madre Coreen estaba muy asustada, veía a su hija muy mal y pedía a los ángeles que no la desampararan.

Le diagnosticaron neumonía

El médico que  atendía a Chelsea, dijo a su madre que debían ingresarla de inmediato a cuidados intensivos, para tratar de salvarla pero le advirtió que la jovencita no tenía muchas probabilidades de superar la crisis.

Las horas siguientes fueron de angustia terrible para toda la familia. Chelsea batallaba por su vida pero eran cada vez menores, las esperanzas que tenían de que sobreviviera.

La madre tomó la más difícil decisión

El médico informó a Coreen que nada más podían hacer por Chelsea que si le retiraban el soporte vital dejaría de respirar. El doctor tomando las manos de Coreen dijo con voz grave:

– Si me autoriza, dejaremos que descanse en paz.

Con el rostro bañado en lágrimas Coreen le dijo al doctor que hiciera lo que debía hacer.

Milagrosamente, una hora después de retirar el respirador Chelsea seguía viva y sus signos comenzaron a estabilizarse. Fue recuperándose y 15 días después, volvió a casa.

Recibió una llamada del hospital

Semanas más tarde una enfermera de cuidados intensivos llamó a Coreen y le dijo que necesitaba mostrarle algo. Se trataba de un vídeo de la cámara de seguridad de cuidados intensivos.

Coreen fue y al ver las imágenes, rompió en llanto y exclamó:

– Los ángeles existen y ese vino en auxilio de Chelsea. Es un milagro que se haya salvado y doy infinitas gracias a Dios, por haberme permitido conservar a mi hija.

La fe mueve montañas y lo más importante es dar gracias por lo que la vida nos regala.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

MP
[/showhide]