¡Hola amante de las historias! Siempre he pensado que los animales nacieron, al igual como nosotros, para ser libres. Por eso, cada vez que conozco que alguno vive encerrado o encadenado, me lleno de mucha tristeza.

Así me sucedió con el puma de nuestra historia de hoy, el cual estoy seguro que también te arrugará el corazón cuando conozcas la forma en la que vivió su vida ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace y No olvides Compartirlo con tus amigos!