¡Hola Amante de las historias! Sin duda alguna, con la tecnología cada vez es más sencillo que los niños tengan »contacto» con el mundo exterior pero por esta misma causa también pueden exponerse fácilmente ante el peligro. 

Este padre pudo darse cuenta a tiempo, que un acosador se comunicaba con su pequeña hija. Conoce el desenlace de la increíble historia y Compártela con tus amigos. 

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Se hace pasar por su hija de 11 años y queda con el acosador, cuando se encuentra él le da…

Por motivo del cumpleaños número 11, este hombre quiso sorprender a su pequeña hija dándole un regalo que ella había pedido por mucho tiempo ¡Un teléfono inteligente! 

En principio, la pequeña utilizaba su celular para jugar o tomarse fotos infantiles con algunos »filtros» de distintas aplicaciones. Sin embargo, con el pasar del tiempo, comenzó a darle cada vez más uso al Whatsapp y se comunicaba constantemente con sus padres.

Pero su padre Walter, siempre trataba de hacer seguimiento sobre los contactos en el celular de su hija a quién siempre le advirtió no ponerse en contacto con desconocidos [Lo que resulta »difícil» en la actualidad].

Sin embargo, un día habitual su pequeña hija le estaba hablando sobre »un nuevo amigo» que conoció y que le solicitaba algunas fotos… De inmediato, él le pidió el celular a la nena para enterarse por completo de lo que estaba sucediendo.

Lamentablemente, un hombre mayor se estaba poniendo en contacto con la inocente Hallie. El abusador no solo mostraba una actitud »amigable» con la pequeña, también le enviaba fotos íntimas y le hacía preguntas totalmente impertinentes e imprudentes. 

El padre sorprendido y asustado, sin pensarlo dos veces, Walter tomó riendas en el asunto y pensó en la forma ideal de darle castigo al hombre quee estaba acosando a su pequeña hija.

Walter se hizo pasar por su pequeña y le dijo al hombre detrás de los mensajes que se encontrarían en un lugar céntrico de la ciudad, »por suerte», el acosador siguió la corriente y es que nunca imaginó que quién escribía los últimos mensajes sería el padre de la pequeña…

Cuando llegó el día, Walter confirmó que quién le escribía a Hallie era un adulto abusador y desconocido por la familia. Sin mediar palabras, le dio una fuerte paliza y luego llamó a la policía. 

En pocos minutos llegaron autoridades al lugar y con la evidencia de los mensajes pudieron esposar al hombre para luego llevarlo a juicio, donde se determinó que fue el responsable de acoso de la pequeña de 11 años y pagaría una condena de 10 años por lo ocurrido.  

Por suerte, este padre pudo darse cuenta de lo que estaba pasando antes que fuese demasiado tarde.

Sin embargo, es una historia que demuestra los peligros que hay tras el hecho que los niños tengan »independencia» a través de los artefactos electrónicos, es por eso que se invita a todos los padres estar al tanto de los mensajes que envían y reciben sus hijos para evitar tragedias.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]