¡Hola Amante de las historias! Definitivamente, casos como el que conocerás hoy, demuestran que »no hace falta tener tanto para poder ayudar a otros»… 

Te aseguro que te encantará conocer el desenlace de esta historia y el final te sacará una gran sonrisa ¡No dudes compartirla con todos tus amigos!

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Trabaja en un hospital y guardo un increíble secreto por más de 8 años, hasta que su jefe la descubrió y…

Si todo este tiempo has pensado que no tienes »suficiente» para poder ayudar a otros, esta hermosa historia de inspiración te demostrará que todo está en la voluntad… 

Esta es la historia de Tendayi, una enfermera de un hospital para niños en Illinois – Estados Unidos… 

Para nadie es un secreto que en los hospitales muchas personas pasan momentos que marcan su vida, y son aun más fuertes para aquellos niños victimas de enfermedades terminales.

Pero para hacer el camino más sencillo, personas como Tendayi ofrecen todo su apoyo y ayuda a quién lo necesite…

Un día, ella se levantó decidida de hacer algo realmente grande y diferente que pudiese incrementar las sonrisas de los niños que tanto la necesitan y así ella se sentiría más satisfecha consigo misma.

El dinero que ganaba en su trabajo no le permitía darse lujos pero pensó que aunque fuera poco, podría ayudar a otros… 

Secretamente, se propuso ahorrar dinero, sin decirle a nadie cuál sería la finalidad.
¡Fue en vísperas de navidad que decidió sorprender a todos realizando una gran compra!

Luego de varios meses de arduo trabajo y sacrificio, logró ahorrar 5.000 dólares que serían utilizados para regalar juguetes a los niños que diariamente atendía…

Cuando llegó el día de la fiesta de navidad preparada por el hospital Tendayi sorprendió a todos sus pacientes con un fantástico juguete para cada uno.

Cada vez que le entregaba un juguete a alguno de los niños la felicidad se les desbordaba y sus miradas se iluminaban. Eso demostraba que no solo estaban recibiendo un regalo material, también estaban viviendo un gran momento de felicidad en medio de tantos momentos difíciles… 

Muchas personas estaban sorprendidos con tan hermoso acto de parte de Tendayi y cuando le preguntaron por qué lo había hecho, respondía: “Hago esto porque Dios lo ha puesto en mi corazón”

Definitivamente, esta historia emocionó a todas las personas del hospital y seguramente a ti también como lector. Demuestra que aunque algunas veces tengamos »poco», cariño y voluntad será lo único necesario para poder generar felicidad en otros.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]