¡Hola Amante de las historias! James Bristel es un granjero que ama la tierra y disfruta su cotidianidad.

Este hombre de Michigan jamás imaginó que sus tierras ocultaban un tesoro paleontológico. Lee hasta el final y entérate de cuál fue su hallazgo. Al terminar, comparte con tus amigos.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Estaba Preparando La Tierra Para Comenzar A Sembrar

Ver cómo brota la vida de la tierra es la pasión de James Bristel, un granjero que se ha dedicado a trabajar en el campo.

Había llegado el tiempo de iniciar la preparación de la tierra para la siembra de la temporada y esa mañana, comenzó su faena bien temprano en compañía de un buen amigo.

Al empezar a limpiar el terreno, sintieron que la maquinaria se había atascado con algo duro. Se dispusieron a resolver el problema y se dieron cuenta de que lo que habían desenterrado era algo muy extraño.

Sorprendidos cavaron más profundo

Intrigados por saber de qué se trataba abrieron un agujero mucho más grande y profundo y no daban crédito a lo que veían. Eran unos huesos gigantes, parecía un costillar y había algo más, pero no podían seguir excavando con la maquinaria que tenían.

Llamaron a las autoridades y corroboraron el hallazgo, eran huesos pero no parecían humanos.

Contactaron a la Universidad de Michigan y especialistas del Departamento de Paleontología, llegaron al lugar. Al observar lo que Bristel había descubierto explicaron que daba la impresión de ser un esqueleto de mamut.

Trajeron maquinaria especializada

 

El hallazgo fue sorprendente, consiguieron unos colmillos de mamut intactos y su esqueleto, que suponen debió haber existido hace más de 15 mil años. Nunca antes había sido descubierto un esqueleto con estas características.

Lo llamaron Mamut Bristel en honor al granjero que lo descubrió y consideran que posiblemente, haya resultado del cruce entre un mamut lanoso y un mamut colombiano.

Bristel donó los restos de este animal prehistórico a la universidad para que prosigan las investigaciones y todo el mundo tenga la oportunidad de conocer un poco más, acerca de estos animales que poblaban la tierra, hace miles de años.

Bristel siente gran orgullo de que haya podido aportar algo a la humanidad y está muy agradecido con los paleontólogos que decidieron ponerle su nombre al mamut.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

MP
[/showhide]