¡Hola Amante de las historias! Para la mayoría de las personas, las entrevistas laborales casi siempre generan un poco de »tensión» y nervios… Sobre todo para los jóvenes que van a buscar sus primeros trabajos.

Una chica asistió a una entrevista laboral por primera vez y su experiencia fue absolutamente terrible. Acompáñanos hasta el final para que te enteres por qué y Comparte la información con tus amigos.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

¡Una joven asistió a una entrevista laboral y la rechazaron de la peor manera!

Una joven estadounidense de 18 años llamada Megan Dixon, asistió a una entrevista de trabajo con la intención de trabajar como mesera en algún restaurante de la franquicia Miller and Carter.

Antes de ir a la entrevista, ella pensó en algunas de las respuestas que daría y estaba muy ansiosa por hacer lo mejor posible para ganarse el puesto de trabajo

¡Pero todo resultó mal!

Al entrar a la oficina donde la entrevistarían, la mujer que la atendió tenía un gesto de predisposición en el rostro. Sin embargo, Megan no quiso ser negativa y se dispuso a hacer la entrevista con normalidad.

Luego de que tomó asiento, la mujer que se llamaba Shantel Wesson comenzó con la ronda de preguntas pero cuando Megan respondía, la entrevistadora no le dirigía la mirada y solo prestaba atención a su celular…

Cuando culminó la entrevista Megan presentía que la experiencia no había sido tan positiva pero en realidad guardaba un poco de esperanza.

¡Pero la sorpresa vino después! Apenas ella salió del edificio, recibió un mensaje de texto en su celular de parte de la supervisora que la entrevistó y decía: »Es un no».

Megan impresionada por la simplicidad del mensaje le respondió: »Ok ¿Cómo lo hice?».

Y el siguiente mensaje decía: »No parecías comprometida, tus respuestas fueron muy básicas». Además añadió un emoji burlón.

Megan considero que esa actitud fue totalmente alejada de la ética profesional porque a fin de cuentas era su primera vez en una entrevista laboral y no le dieron el mejor trato. Además ella no pudo hablar de otras experiencias laborales porque simplemente no las tenía.

Por la molestia que el mensaje le causó, ella compartió su experiencia en su perfil de Facebook. Después su post se ganó la atención de muchas personas y cuando se viralizó, la empresa se puso en contacto con ella para ofrecer disculpas públicamente por lo sucedido.

¡Finalmente, aunque Megan no obtuvo el puesto de trabajo, quedó conforme con el hecho de que ya se sentirá más segura en las próximas entrevistas y decidió dejar atrás el mal rato!

Es importante dar a conocer estos casos para que cualquier persona que sea mal tratada por algún empleado se anime a compartir su experiencia para que las empresas presten al menos unas disculpas, tal como fue en este caso.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]