¡Hola Amante de las historias! Muchas mujeres deliran por subir fotografías a las redes y que de inmediato, todo el mundo las comente.

En estos tiempos donde casi todo se vuelve viral, lo más importante es ser el centro de atención y no miramos alrededor. Lee hasta el final esta historia y compártela luego, con todos tus amigos.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Su Desastre Llamó Más La Atención Que Su Trasero

Kisha es una joven bastante llamativa y popular. Es muy amigable, divertida y solidaria con las personas. 

Está a punto de finalizar su carrera de arquitectura y le encanta el diseño de interiores. Su vida transcurre entre la facultad, el gimnasio y las redes sociales.

Cada proyecto que realiza, enseguida lo comparte en sus redes al igual que la manera cómo ha logrado tonificar sus músculos y verse realmente, muy bien.

Podría decirse, que es la envidia de muchas chicas porque todos los muchachos voltean a verla cuando camina y ella lo sabe. No disimula cuanto le gusta que le digan piropos y comenten cada una de las fotografías que sube a Twitter, Instagram o Facebook.

Practicar ejercicio todos los días, le ha dado excelentes resultados ya que ha resuelto el problema que tenía en su trasero. Tenía las nalgas muy caídas, por esa razón es el área que más trabaja.

Hace más de 200 sentadillas diarias y ha ido sacando fotos para compartirlas con sus amigos, a quienes les pide que den su opinión de cómo va su trabajo.

No sobra el comentario morboso, pero a ella parece no importarle en lo absoluto, porque dice que necesita saber lo que piensan de ella y acepta, las sugerencias que le hacen.

Cree que ellos, tienen mejor ángulo visual que el de ella frente al espejo.

En la publicación más reciente de Kisha en Twitter, mostraba un vestido nuevo con el que saldría a una fiesta. Esta foto en pocos minutos se hizo viral y tuvo miles de comentarios.

Lo que decían  era poco halagador y realmente, no se trataba de que luciera mal, sino todo lo contrario, se veía bien pero en su afán por mostrar su logro en el gimnasio, quedó muy mal parada.

No se dio cuenta del terrible desorden de su habitación y de allí derivó toda la crítica que recibió. 

Hubo quienes comentaron que si de esa manera diseñaba espacios interiores, nunca conseguiría trabajo. Mientras que otros fueron más lejos preguntándole que si en ese estado mantenía lo que la gente no podía ver… 

De seguro en adelante, Kisha verificará bien el segundo plano de sus fotos antes de subirlas o quizá, se le quite la manía de publicar en las redes, cada cosa que hace.

¿No lo crees?

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

MP
[/showhide]