¡Hola amante de las historias! Muchas personas suponen que los pitbulls son una raza naturalmente agresiva. Una y otra vez, los propietarios de estos canes y los profesionales del cuidado de animales hacen todo lo posible para demostrar que esto es falso.

Así comienza la historia de Dan Tillery, quien adoptó un hermoso perro muy similar a esta raza. Y estaba tan feliz que compartió una foto con su nuevo cachorro en Facebook. No sabía que esto le causaría muchos problemas. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!

Nunca Imaginó Que Una Inocente Foto En Facebook Atraería A La Policía

Dan Tillery, un músico del municipio de Waterford, Michigan, se mudó recientemente a una nueva casa con su novia, Megan. Sintiendo que les faltaba algo que completara su hogar, ¡decidieron adoptar un perro!

La joven pareja se dirigió a su refugio local, Detroit Dog Rescue, para ver si podían encontrar al perro de sus sueños. No pasó mucho tiempo antes de que un bulldog americano, captara su atención.

Emocionados por su adopción, lo llevaron a casa, tomaron algunas fotos adorables y las compartieron con sus amigos en Facebook.

Todos pudieron ver al instante lo felices que se hacían el uno al otro. Tenía por nombre, Sir Wiggleton, pero la pareja lo cambió por Diggy.

Cuando el personal del Detroit Dog Rescue vio la foto, rápidamente la compartieron en su propia página para mostrar cuán felices estaban. En poco tiempo, se volvió viral.

Pero no pasó mucho tiempo antes de que la imagen atrajera atención no deseada. Y en poco tiempo, la policía del municipio llamaba a su puerta.

¿Pero, por qué?

Resultó que, los oficiales llegaron porque uno de los amigos de Dan en Facebook, que había visto la foto, informó que Diggy era una mezcla de pitbull, una raza que el municipio de Waterford había prohibido anteriormente.

Dan se sorprendió. Sus documentos de adopción decían que Diggy era un bulldog americano.

Pero eso, fue solo el comienzo de su odisea

A pesar de que los documentos de adopción indicaban claramente que era un bulldog americano, los oficiales realizaron una inspección visual y decidieron que Diggy era en realidad una mezcla de pitbull. Y le dieron a Dan solo tres días para sacar al perro de su casa.

No pasó mucho tiempo antes de que los fans de Diggy comenzaran a manifestarse por sus derechos. Los locales incluso organizaron una petición en línea para levantar la prohibición de la legislación específica de la raza.

A pesar de una batalla legal de tres meses, el juzgado finalmente decidió desestimar el caso de Diggy. Resultó que la «inspección visual» realizada por la policía no era una forma legal de determinar la raza del perro.

Después del fallo oficial, Dan, su novia y su amado Diggy se alegraron de reunirse de nuevo. Sabían que tenían que estar juntos, y no había nada que pudiera mantenerlos separados por más tiempo.

Ahora, el perro se ha convertido en toda una celebridad de Internet.

Si no fuera por la determinación de su propietario, así como por la petición de tantos amantes de los perros, la historia de Diggy podría haber tenido un final muy diferente. Afortunadamente, ¡todo salió bien!

¡Si te gusto comparte con todos tus amigos!

Atención: Estas imágenes no son de nuestra autoría, si conoces o eres uno de los creadores, ponte en contacto con nosotros para darte los créditos.