¡Hola amante de las historias! El empresario japonés de 61 años Senji Nakajima, comenzó una nueva vida y decidió vivir con una muñeca de silicona.

Sorpréndete con esta nueva forma de vida, la cual se ha popularizando en Asia, en los últimos años. Haciendo que muchas personas, les dediquen tiempo y sentimientos. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Todo Comenzó Como Una Aventura, Pero Ahora Afirma Estar Enamorado

El hombre del que te contaremos, se mudó a Tokio desde su ciudad natal de Nagano, donde tenía una esposa y dos hijos.

Debido a la soledad que sentía por la distancia, compró una muñeca de silicona, pero muy pronto se apegó a ella y ahora la trata como a una mujer real.

Senji llamó a la muñeca Saori y la lleva a citas, paseos y de compras. Es una muñeca de tamaño natural hecha de caucho de silicona.

Silicona vs realidad

Él dice que, su esposa siempre estaba ocupada con sus problemas y no le prestaba suficiente atención, así que su vida íntima quedó casi olvidada. Al ver a Saori, el hombre se enamoró de inmediato y decidió comprarla.

Saori tiene su propia habitación privada, un armario con ropa y muchas pelucas diferentes.

Senji la lleva en una silla de ruedas cuando se desplazan por la ciudad o se encuentran con amigos. Afirma que, Saori es mucho más cariñosa que su esposa.

La era de las muñecas inflables se ha ido. Los productos modernos se ven tan realistas que no se pueden distinguir de una mujer real desde lejos.

Y esta es una de las razones por las cuales cada vez más japoneses eligen a su pareja de látex.

Todo esto, por supuesto, es gracioso para nosotros. 

Sin embargo, los sociólogos japoneses están muy preocupados. En el país, las tasas de natalidad, está disminuyendo cada año, y si los hombres continúan esta tendencia, el problema podría llegar a empeorar.

Por cierto, los que se deciden por este estilo de vida con muñecas se llaman «herbívoros». Y en su mayoría, se trata de hombres de edad avanzada.

Cuando todo comenzó para Senji, solo utilizaba a la muñeca con fines sexuales, pero confesó que ahora siente algo verdaderamente profundo por ella. Hasta el punto, de descubrir que en realidad tenía una «personalidad original».

Senji la baña todas las mañanas y elige atuendos para que ella use, luego la pareja sale de cita por algunas horas.

Estas muñecas del amor son cada vez más populares y pueden llegar a costar cerca de 4.000 dólares.

Si te gusto comparte con todos tus amigos!

[/showhide]

Atención: Estas imágenes no son de nuestra autoría, si conoces o eres uno de los creadores, ponte en contacto con nosotros para darte los créditos.