¡Hola amante de las historias! ¿Alguna vez te han dicho que las mujeres sabemos esconder secretos? ¡Pues esta sí que sabe!

Tuvo la audacia de esconderle esto a su marido por cincuenta años. Nadie esperaba enterarse de esto, mucho menos el marido quien pensó que él y su mujer se contaban todo.

¿Quieres saber qué sucedió? Quédate hasta el final y no te pierdas ni un solo detalle de esta historia.

¡No Podía Creerlo! Su Esposa Le Ocultó Esto Por 50 Años


Lydia y Charles tenían más de cincuenta años de casados y compartían absolutamente todo. Pero siempre existió algo oculto entre ellos…

Lydia tenía una caja de zapatos en su armario, caja que Charles tenía prohibido tocar y aunque a este siempre le causo curiosidad saber qué había ahí, respetó la privacidad de su esposa.

Un día Lydia enfermó y debieron hospitalizarla…

Ella estaba muy enferma, sabía que sus días se acababan por lo que le pidió a Charles que fuese a su casa y llevara la caja del armario al hospital.

Y así el lo hizo, buscó la caja en la parte alta del armario y, sin mirar su contenido, se dirigió con ella al hospital. Allí, Lydia estaba esperando y juntos abrieron la caja.

Cuando Charles vio lo que había en el interior de la caja, sus piernas comenzaron a temblar…

Habían dos muñecas de ganchillo, ambas rellenas con un montón de billetes. Aun sorprendido, comenzó a contarlos… ¡habían 85.000 dólares ahí!

Como no entendía nada, miró a Lydia pidiendo explicaciones. Ella, con una sonrisa pícara le dijo: “Justo después de nuestra boda mi abuela me reveló el secreto que hay detrás de un matrimonio feliz: no pelearse.»

Tomó un respiro y continúo diciendo: «Si yo me enfadase contigo, tendría que morderme la lengua, calmarme y tejer una muñeca”.

Charles se sintió muy conmovido y abrazó a su esposa.

¡En la caja solo habían dos muñecas! Lo que significaba que su mujer solo se había enfadado dos veces en todo su matrimonio, ¿no?

Pero aun no entendía la procedencia de todo ese dinero, por lo que le preguntó de don había salido. A lo que ella respondió: «¡Ah! Ese es el dinero que gané con la venta de las otras muñecas».

AA.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…