¿Te gusta mucho bailar? Estos expertos te explican lo importante que es para todos la música y el baile. Así que empieza a disfrutarlo es bueno para tu salud.

Vas a obtener muchos beneficios que sin duda alguna te harán sentir mejor. No te lo pierdas. ¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

El envejecimiento se combate bailando

La pérdida del desempeño mental, de la memoria y la demencia senil pueden ser prácticamente un hecho al lograr cierta edad.

El Instituto Centroeuropeo de Tecnología (CEITEC), adscrito a la Universidad Masaryk, efectúa una investigación para probar los efectos positivos del movimiento anatómico en la salud cerebral.

Personas mayores de en torno a setenta años se reúnen múltiples veces por semana para bailar al tempo de diferentes ritmos, marcados por la instructora Pavlína Vaculíková, quien comenta a TV Checa.

“Practicamos bailes que son fáciles y ahora nos aproximamos a ritmos africanos y helenos. Se aprecia que consiguen hacer los pasos cada vez mejor”.

El ejercicio no solo consiste en seguir la música, sino más bien asimismo en dialogar mientras que se baila y de este modo adiestrar la sincronización de las dos actividades sin perder la concentración en ninguna de ellas.

Una parte de la investigación consiste en observar de manera comparativa la plasticidad cerebral ya antes y tras el proyecto a través de resonancias imantadas. La jefe de la investigación, Irena Rektorová, del centro CEITEC, añade.

“La demencia lleva a la pérdida de la corteza cerebral. Evidentemente que el movimiento no puede detener el proceso neurodegenerativo del cerebro, mas sí creemos que lo desacelera”.

Una de las bailarinas habituales, Drahomíra Rutarová, comenta que asociar los nombres a las caras ya no es un inconveniente cuando se encuentra con conocidos por Brno y que puede hacer mercado sin listas.

Ya que su memoria está sencillamente entrenada. En verdad, ya no le resulta difícil ir  al mercado, puesto que prefiere pasar más tiempo bailando.

Otro de los testimonios los da Jaroslav Majerčík, a quien ahora no se le pasan las fechas esenciales.

“Tengo poco a poco más nietos y soy capaz de acordarme de las fechas de sus aniversario. Hasta recuerdo de la de mi matrimonio que fue el tres de marzo de mil novecientos setenta y nueve, lo que aprecia eminentemente mi esposa”.

Vía

¿Vas a empezar una nueva vida bailando?  Espero tu opinión en los comentarios de Facebook.

Gracias por visitar la página 🙂
Comparte Este Artículo Con Todos Tus Amigos Y Familiares Haciendo Clic En El Botón Inferior.