¡Hola Amante de las historias! ¿Alguna vez has tenido un deseo incontrolable? Lo más probable es que sí y justo eso fue lo que causó que una enfermera afectara toda su vida laboral… 

A pesar que las cosas no salieron como ella pensaba, es una experiencia que jamás olvidará ¡No dudes en conocer todos los detalles de la historia y Compartirla con tus amigos!

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Enfermera no aguanto las ganas cuando se bajo los pantalones el paciente, lo que paso después

En la vida todos somos propensos a hacer cosas de las que nos podemos arrepentir y es por eso que esta enfermera perdió el control atendiendo un paciente, pero sin embargo, ella jamás imaginó que le iba a costar tan caro… 

Un día habitual, Kate se encontraba en su jornada laboral como enfermera cuando un paciente llegó al hospital dónde trabajaba con una fuerte molestia en sus genitales.

A pesar que ella estaba acostumbrada a muchísimos casos, este paciente le generaba interés y no dudó en atenderlo y ayudarle.

Para determinar cuál era la enfermedad del paciente, tuvo que realizarle algunos exámenes y fue entonces cuando le pidió al hombre que bajara sus pantalones por completo…

¡Cuando él lo hizo, ella no podía creer lo que estaba viendo!

El hombre tenía tamaño muy particular en su parte íntima y es que era realmente pequeña…

¡Eso le causó muchísima sorpresa a la enfermera y sin vergüenza, comenzó a reír descontroladamente, a tal punto de incomodarlo!

A pesar que ella pidió disculpas por su actitud, la risa seguía apoderándose del momento…

El paciente realmente molesto, se retiró del lugar informando que había sido »maltratado» por la enfermera. 

Cuando comentó lo que pasó ningún doctor lo podía creer y sin mediar palabras, Kate fue despedida del hospital.

A pesar que el paciente afectado quiso demandarla, en el transcurso de varios días decidió olvidó el problema y se desentendió del caso de Kate. 

Aunque él pudo superarlo de forma sencilla, la vergonzosa escena cambió por completo la vida profesional de Kate quién luego de su despido, tuvo muchísimos inconvenientes para volver a conseguir un trabajo.

En la actualidad, ella sigue sin poder trabajar, pero asegura que el recuerdo aún le genera tanta gracia como en el mismo instante que el hombre bajó sus pantalones.

En definitiva, una alocada historia que confirma lo importante que es tener ética profesional y madurez para afrontar momentos en los que el humor decide apoderarse de nosotros… 

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]