¡Hola Amante de las historias! Para nadie es un secreto que los perritos luego de algún tiempo en el hogar, llegan a ser tan queridos y apreciados como cualquier otro miembro de la familia…

Por eso, la dueña de este hermoso peludito se molestó tanto cuando vio cómo maltrataron a su perrito en un centro veterinario ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y Compártela con tus amigos!

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

¡Un empleado de veterinaria maltrató a un perrito y lo pillaron!

Laura es una chica soltera de 26 años que cuando se cansó de estar sola, adoptó un hermoso perrito de raza Tzu al que llamó Teo. Desde que el pequeño peludo llegó a su hogar, él se convirtió en su compañía y se encarga de consentirlo como si fuera »su hijo».

En una oportunidad, Teo ya requería los servicios de peluquería para lucir muy coqueto y su dueña decidió llevarlo a un centro veterinario que prestaba dicho servicio y estaba ubicado cerca de su residencia.

Al llegar al lugar que probaría por primera vez, ella se encargó de detallar lo suficiente y consideró que parecía »de confiar». Lo dejó allí y fue a hacer algunas compras ¡Pero cuando regresó por Teo, se dio cuenta de que él tenía una »actitud extraña» él no se emocionó como lo hacía normalmente al verla y eso le pareció muy raro.

Para asegurarse de que no lo hubiesen maltratado durante la peluquería, ella pidió respetuosamente poder ver las grabaciones de la cámara de seguridad del cuarto donde lo atendieron ¡Y fue así que se llevó la desagradable sorpresa!

El empleado que estaba cortándole el cabello al cachorrito, repentinamente lo golpeó en su cuello. En las imágenes se puede ver que el perrito queda desorientado y después el hombre trató de reanimarlo.

En vista de que el animal no reaccionaba después del golpe fuerte, el empleado salió de la sala y pidió ayuda a sus colegas para que el perrito »se recuperara» antes de que llegara su dueña.

¡Cuando Laura vio las grabaciones se llenó de rabia e impotencia porque su perrito había sido víctima de maltrato!

Sin pensarlo dos veces, ella decidió llamar a la policía estatal y presentó la denuncia con la dirección del lugar donde le hicieron el daño a Teo.

A las pocas horas del acontecimiento, Laura fue informada de que el caso sería atendido por el jefe de servicios especializados de la Policía Metropolitana de Barranquilla, quien le explicó que realizaría las investigaciones pertinentes y que el responsable del hecho podría ser condenado a prisión por 3 años.

Luego del trago amargo, Laura decidió llevar a Teo a un centro veterinario eficiente donde le informaron que por suerte, el perrito no sufrió mayores complicaciones con el golpe pero sí quedó »traumado» y necesitaría mucho cariño y atención para recuperarse del todo, algo que ella asumió con toda responsabilidad.

¡Definitivamente resulta muy lamentable que una persona encargada de atender un perritos sea capaz de hacerle alguna maldad! Hay que resaltar que lo más útil que se puede hacer en estos casos es lo que hizo Laura, denunciar para que los responsables sean sancionados y así evitar que sigan cometiendo dichos actos »en secreto».

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML

[/showhide]