¡Hola amante de las historias! A veces las ganas de soltar una flatulencia son inevitables. Esto es algo normal en todos los seres humanos.

Pero debemos ser cuidadosos para no pasar por mal educados, y no hacerles vivir un mal rato a las personas que tenemos a nuestro alrededor. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!