¡Hola Amante de las historias! No se puede negar que la labor de la mayoría de las enfermeras es »impecable» y sobre todo muy útil para la sociedad.

Sin embargo, cada vez se están volviendo más comunes los casos de maltrato por parte de enfermeras hacia madres en proceso de parto. La historia que conocerás hoy te abrirá los ojos sobre la gravedad del problema ¡Compártela con tus amigos! 

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Ella Gritaba De Dolor Y Enfermeras Se Burlaban, Esta Historia Te Dejará Con Los Pelos De Punta.

La protagonista de esta historia es Laura, una madre primeriza de 18 años que rompió fuente una madrugada. De inmediato, su esposo la llevó a un hospital público ubicado en Buenos Aires – Argentina.

Por ser la primera vez experimentando los fuertes dolores, Laura comenzó a gritar cuando »no aguantaba más». Sin embargo, las parteras de guardia la ignoraron en lo absoluto y no quisieron atenderla porque según ellas, Laura no llegó en el horario que indicaba su planificación pre-parto.

Laura comenzó a aterrarse porque sabía que su bebé había sido diagnosticado con problemas de taquicardia y aunque se lo planteó a las enfermeras, no se sensibilizaron en lo absoluto.

Por si toda la situación no hubiese sido suficiente, le dijeron que la taquicardia »no es considerada una condición de riesgo» y debía seguir esperando su turno para ser atendida.

La futura madre continuó desesperada por los dolores y las intolerantes enfermeras para hacerla callar le gritaron: ¨Si abrir las piernas te gustó, ahora aguanta esto ¨.

Luego de 14 horas de espera, finalmente las enfermeras se apiadaron con la situación pero lamentablemente cuando atendieron el parto, las mismas enfermeras jalaron tan bruscamente al bebé que incluso fracturaron uno de sus bracitos.

Adicionalmente, Laura informó a medios locales que las mujeres fueron muy poco profesionales a la hora de sacar al bebé y movieron tanto su cabeza que luego de nacer la pequeñita sufrió una asfixia por lo que tuvieron que reanimarla y entubarla.

Por suerte, Laura y su bebé lograron sobrevivir ante el terrible acto de violencia obstétrica, sin embargo, quiso dar a conocer su historia para que muchas personas del mundo estén enteradas de un problema que se ha vuelto muy común en muchas partes de latinoamerica. 

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]