¡Hola amante de las historias! Un hombre iba conduciendo cuando un perro se le atravesó en el camino. Él frenó el auto para no lastimar a este indefenso animal.

Se quedó unos minutos esperando a que el perro saliera de la carretera pero no lo hizo así que el conductor tomó la decisión de bajarse del vehículo y ver que el animal estuviera bien. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!