¡Hola Amante de las historias! Conoce hasta dónde puede llegar la pasión de una mujer amante de los ejercicios incluso estando embarazada… 

Aunque el doctor le dijo que parara durante el embarazo, ella no prestó atención y esto fue lo que pasó. Mira el desenlace de la historia y Compártela con tus amigas. 

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Doctor le prohibió hacer ejercicio durante su embarazo, ella lo ignoro MIRA LO QUE PASO EL DÍA QUE..


Para nadie es un secreto que los ejercicios son indispensables para incrementar el bienestar y tener buenos hábitos de vida ¿Pero qué sucede con las mujeres cuándo están embarazadas y los hacen? Mira la respuesta en la historia que te mostraré hoy. 

Esta es la historia de Megan quién luego de experimentar un aumento de peso en su cuerpo hizo todo lo posible por mejorar su estilo de vida.

Luego de los problemas con aceptarse a sí misma con algunos kilos de más, supo que dedicaría su vida a mantenerse saludable y lo haría a través de una buena alimentación y rutinas de ejercicios efectivas. 

Desde el momento que tomó la decisión, dio inicio a lo que se convertiría en su pasión y cada día dedicaba 2 y 3 horas para ejercitarse. 

Tras contraer matrimonio, decidió tener un hijo con su pareja y en muy poco tiempo, la búsqueda del niño había tenido resultados efectivos ¡Luego de enterarse que estaba embarazada, ella estaba realmente feliz!

Sin embargo, en las consultas generales del séptimo mes le indicaron que debía dejar de hacer ejercicio al menos hasta que el bebé cumpliera 2 meses. 

La verdad es que Megan no prestó suficiente atención y le costaba muchísimo dejar el gimnasio, porque lo consideraba parte de su vida. Y aunque redujo la cantidad de ejercicios, continuó entrenando.

Algunas personas consideraban que su decisión era irresponsable y que parecía no importarle la salud de su pequeño ¡Pero luego se llevaron una gran sorpresa!

Contra todo pronóstico, el bebé nació en excelentes condiciones y el proceso de parto fue realmente fácil. El pequeño contó con muy buen peso y tenía toda la vitalidad de un niño netamente sano.

Luego de dar a luz, la recuperación también se dio rápidamente debido a que su organismo está acostumbrado a la actividad constante. En definitiva, Megan no se arrepintió en lo absoluto de compartir sus rutinas de ejercicios con su amado hijo en la barriga. 

Esta fantástica historia es otra de las muestras que confirman que los ejercicios son ideales para mejorar la vida de cualquier persona.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]