¿Conoces a la profesora que pidió licencia médica para irse de vacaciones? Esta docente fingió estar enferma para no asistir a sus responsabilidades.

Este fraude parece realizado por un estudiante. No te pierdas los detalles de esta historia que te dejara boca abierta.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

La docente que pidió licencia médica, estaba en Cancún y ahora fue denunciada penalmente

Imagen de tn.com.ar

El Gobierno de la Provincia de la ciudad de Buenos Aires denunció en la Justicia a una enseñante por fraude a la administración pública. Todo empezó con una demanda anónima a la Oficina de Fortalecimiento Institucional (OFI).

Desde eso, comenzó una investigación donde se descubrió que se le dio a una profesora licencia por enfermedad mas estaba en la mitad de un viaje en Cancún.

La profesora, conforme los registros del Ministerio de Educación, solicitó una extensión del permiso el día trece de julio de dos mil diecisiete. No obstante, el organismo encargado de investigar solicitó a Migraciones la entrada y salidas del país de la enseñante.

Ahí brincó la verdad: los datos aportados dejaron al descubierto que la profesora no estaba en la Argentina.

Salió del país el dieciocho de junio de dos mil diecisiete en un vuelo de Compañías aéreas Argentinas, llegó a México, y retornó el dieciséis de julio de dos mil diecisiete.

Que la enseñante no estuviese en el país ese trece de julio deja en claro que no pudo estar en persona frente al encargado de Reconocimiento Médico ni que tampoco estuvo ella en el Consejo Escolar que puso el sello para entregar la licencia. Por tal razón, los doctores del organismo asimismo quedaron bajo la lupa.

La enseñante, hasta el día de hoy, lleva seiscientos ochenta y nueve días sin cumplir funciones en su cargo. En ese lapso solicitó múltiples licencias.

Desde noviembre de dos mil catorce renueva los permisos para ausentarse, siempre y en toda circunstancia por diferentes motivos médicos.

A causa de esto, en el sistema se registran, bajo diferentes códigos, sus faltas. Esto le deja que no le descuenten el salario. Por consiguiente, hace tres años que no trabaja más cobra su sueldo.

Su faltazo no solamente la alcanza a ella. Al decir que «está enferma» se activa el sistema de suplencias. dos personas entran en la ecuación: quién sustituirá a la profesora titular y quien ocupará el sitio de la suplente.

Tres salarios que paga el Estado por una enseñante que solicita licencia. Desde la provincia se denunció el default que las falsas licencias le producen a la administración.

Vía 

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.