¡Hola amante de las historias! Un hombre salía todos los días a la calle para desempeñarse en su oficio como taxista.

Él empezaba todos los días con una muy buena actitud debido a que tras duros meses desempleado estaba agradecido con tener un empleo que le permitía llevar comida a la mesa. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!