¿Te imaginas despertar una mañana y darte cuenta que te falta un pedazo de cara? ¡Sería realmente horrible!

Pues justamente eso fue lo que le ocurrió a la cantante estadunidense Megan Linsey. La joven asustó recientemente a sus seguidores al publicar unas fotos increíblemente escalofriantes.

Resulta que Megan despertó una mañana con una sensación extraña en su cara. Cuando miró a un costado de su almohada encontró una araña muerta, así que corrió al espejo.

Cuando se miró el rostro, tenía la mitad muy inflamada.

Sin perder tiempo, Megan, quien se hizo famosa al participar en el programa The Voice, tomó la araña y fue directamente a emergencia.

Los doctores al examinar su rostro y ver a la araña muerta, descubrieron que la joven cantante había sido picada por una araña reclusa parda.

Esta especie de araña es una de las más venenosas de Norteamérica.

El veneno comenzó a hacer efecto, formándole un desagradable agujero en la mejilla. Pero afortunadamente no pasó a mayores, debido a que Megan recibió el tratamiento oportuno a tiempo.

Comparte para que más personas conozcan esta historia y estén pendientes de los peligros que se encuentran muy cerca de nuestras camas.