¡Hola amigo! Bienvenido a una nueva historia, en el día de hoy bastante emotiva y aleccionadora.

Se trata de un hombre de 61 años en cuyo cumpleaños no contó con los invitados que había pensado tener, pero sin embargo no todo fue tan malo.

Sin duda quedarás asombrado al ver cómo este señor manejó la situación convirtiéndose en un gran ejemplo para todos.

¿Quieres conocer todos los detalles? Mira hasta el final … y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 🙂

Ningún invitado llegó a celebrar su cumpleaños con él.

Lo más bonito de llegar a cierta edad ha de ser formar una familia y ver como ésa va creciendo a través del tiempo.

Mas lo terrible de los años sería tener que festejar tu aniversario número sesenta y uno y darte cuenta que esa familia que viste crecer no va a llegar jamás.

Esto fue lo que sucedió en México, en el momento en que un hombre de sesenta y uno años, quién tras ordenar la mesa del restaurant donde aguardaba a su familia, apreció que no llegarían.

Pese a haber ordenado y decorado la mesa, absolutamente nadie se presentaba. Cuando su teléfono empezó a vibrar, su cara de decepción era concida para el resto de los clientes del servicio del local: la celebración no se haría.

En lugar de rendirse y partir a su casa, el hombre hizo un anuncio en voz alta:
“Por favor, excusen, mas ¿puedo tener su atención un segundo? El día de hoy es mi aniversario, cumplo sesenta y uno y deseaba festejarlo con mi familia.

He estado aguardando a mis hijos y a mis nietos, mas ninguno ha venido. Cualquiera que desee sentarse conmigo y festejar puede hacerlo. Les estaría agradecido para siempre si me acompañasen asimismo, con una canción de cumpleaños”.

Verdaderamente lo que sucedió aquel día en ese Restaurante fue algo que conmovió a todos…

Fuente: ins.bles

¿Viste? Aveces nuestros planes no salen tal cual los esperamos, pero lo importante siempre será cómo lo asumimos y cómo reaccionamos ante ello. ¡Qué gran lección nos hadado este hombre! ¡Enhorabuena por ello!