¡Hola amigo! ¿Sabías que hay una copia en 3D del cuerpo de Jesucristo? ¿No tenias ni la menor idea?

Pues de ser así entonces en esta oportunidad te mostraremos toda la información sobre esta increíble creación y de qué material está compuesta.

Después de que hayas terminado de ver esta reliquia, sabrás casi de una forma precisa de qué manera se veía Jesús cuándo habitaba en el planeta.

¿Quieres saber más al respecto? Entonces quédate con nosotros y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 🙂

Cuerpo “exacto” de Jesus.

aleteia

«Esta estatua es la representación tridimensional en tamaño real del Hombre de la Sábana Santa, creada siguiendo las medidas precisas tomadas de la tela en la que el cuerpo de Cristo fue envuelto después de la crucifixión.»

Explicó Giulio Fanti, maestro de mecánica y térmica mediciones en la Universidad de Padua, que estudia la Sábana Santa.

Basado en sus mediciones, el profesor ha creado una «copia de carbono» en TRES D que, según él, le permite afirmar que estas son las características reales de Cristo crucificado.

El profesor concedió una cobertura exclusiva de su trabajo al semanario Chi, al que reveló: «Según nuestros estudios, Jesús era un hombre de extraordinaria belleza.»

De extremidades largas, pero muy robusto, medía casi cinco pies once pulgadas de altura, mientras que la altura promedio en ese momento era de cinco pies cinco pulgadas. Y tenía una expresión regia y majestuosa.

A través del estudio y la proyección tridimensional de la figura, Fanti también pudo contar las numerosas heridas en el cuerpo del hombre de la Sábana Santa:

«En la Sábana Santa«, explica el profesor, «conté 370 heridas de la flagelación, sin tomar en cuenta las heridas en sus costados, que la Sábana Santa no muestra porque solo envolvió la parte posterior y frontal del cuerpo.

Por lo tanto podemos hipotetizar un total de al menos 600 golpes.»

Las preguntas que rodean el misterio de la Sábana Santa todavía están intactas. Ciertamente, ese hombre fue torturado, vemos los signos de sufrimiento en los que también encontramos una parte de cada uno de nosotros.

Fuente: aleteia

Es increíble lo que la ciencia ha podido ir construyendo con tan solo bases y uno que otro dato de lo que hubo una vez.