9 Cosas Asquerosas Que Todas Las PAREJAS Hacen Cuando Están Juntas Aunque Lo Nieguen

1.- Momento pedete: Quizás al principio de tu relación te cohibías muchísimo de expulsar alguna flatulencia, incluso evitabas por completo tal ”accidente”. Pero después que una pareja tiene mucha confianza, los pedos suelen relucir incluso cuando se está románticamente acurrucados en el sofá o en la camita ¡No lo niegues, incluso se vuelve gracioso!

2.- ¿Qué tal mi aliento?: En las relaciones tempranas normalmente ambos están cuidándose de mantener el aliento con el mayor aroma a menta posible, pero después de cierto tiempo, ni siquiera da ”asco” ”soplarse” aliento en la cara del otro para que evalúe qué tal el olor.

3.- Olor en las axilas: No cabe duda que cuando ambos en la pareja confían plenamente en el otro, no hay ”vergüenza” de darle la orden que se bañen e incluso, juntos son cómplices para ”olerse” el área entre sí en casos de ”emergencia”.

4.- Sacar espinillas y puntos negros: No hay mucho qué decir ¡Somos humanos, tenemos imperfecciones! En definitiva es una ventaja tener una pareja que sea capaz de aceptar algo tan íntimo como explotar alguna espinilla o punto negro sin asco alguno.

5.- Comida entre los dientes: Quizás a una persona desconocida daría mucha pena preguntarle cómo lucen nuestros dientes, pero es bastante común entre parejas confianzudas que puedan decirse entre sí cuándo alguno de los dos necesita cepillarse con sentido de urgencia o al menos, retirar el trozo de comida [las parejas más cercanas incluso se ofrecen  para retirarlo]. 

6.- Compartir cepillo de dientes: Muchas parejas quizás quieran negarlo pero la verdad es que es una práctica ”privada” bastante común. Eso sí, contárselo a todos los conocidos en definitiva no es la mejor idea.

7.- Contar los detalles sobre las experiencias en el baño: Muchas parejas cuando están comenzando ni siquiera piensan en ir al baño para hacer del número dos cerca del otro, pero cuando se tiene algún tiempo, algunas parejas suelen contarse los mínimos detalles sobre el estado de sus intestinos y heces.

8.- Oler la ropa interior del otro: Puede parecer extraño, pero en cierto momento de la relación alguno debe lavar la ropa y es común que al encontrarse con una prenda del otro, lo huelan para asegurarse que esté sucia o no ¡Un poco asqueroso pero real!

9.- Hacer pipi con la puerta abierta: Sin duda alguna, una de las experiencias más comunes entre parejas que se tienen máxima confianza. Y es que no solo alguno de los dos puede llegar a orinar mientras el otro lo mira, en la mayoría de los casos, pueden seguir conversando con tranquilidad.

10.- Sacarse los mocos: Puedes preguntar a cualquier pareja de seres humanos y si niegan que alguna vez han sacado un moco en presencia del otro lo más probable es que mientan… Suele suceder y mucho.