¿Sabías que en Costa Rica ya se graduó oficialmente el primer ingeniero invidente? ¿Lo imaginaste alguna vez? Pues es la verdad, hoy te hablaré sobre un increíble hombre llamado David Campos se graduó como ingeniero en computación además con honores.

La buena noticia es que cuando hayas terminado de ver la historia de David sabrás que no hay nada en este mundo que te impida alcanzar tus metas y tus sueños. ¡Sólo depende ti! Si te ha parecido útil e interesante no olvides darle me gusta y contarnos tu opinión en los comentarios. 🙂

Primer ingeniero ciego en computación de costa rica.

Ruth Garita / OCM

David Campos se transformó el catorce de marzo de este año, en el primer ingeniero no vidente graduado en Costa Rica.

Este joven oriundo de las Musas de San Ramón de Alajuela, hijo de agricultores y el quinto de siete hermanos subió al escenario acompañado por su padre, Rodrigo Campos de sesenta y siete años.

Estas fueron las palabras de su padre:

“Me siento tan orgulloso de mi hijo. Aún recuerdo cuando me dijo que quería entrar al TEC. Con mucho esfuerzo le conseguimos un apartamento.

Yo vine, lo dejé y, en todo el regreso hasta San Ramón lloré. Mi esposa y yo estábamos muy asustados”, recordó su padre un agricultor de café y de caña de india.

David, ¿tuvo momento duros?

«Muchos…»

¿Qué lo hacía seguir a delante?

«Yo quería volar…

Mi sueño de niño era ser piloto de aviación. Recuerdo que solía buscar tablas y clavos para construir mis propios aviones.

Nunca había visto uno, pero los construía a como yo me los imaginaba. Por supuesto, en esa época no tenía muy claro que implicaba ser ciego, pero yo quería volar».

La pasión de David por la tecnología comenzó a los diez años, cuando tras ir a clases de computación solicitó a sus papás una computadora portátil para ir a la escuela.

El día de hoy, David trabaja en el Tecnológico de C. Rica creando programas singulares que asistan a otras personas en su condición.

Al lado de David se graduaron quinientos cuarenta y siete personas. Las graduaciones se hicieron a lo largo de un par de días en cuatro actos de graduación. Todas y cada una , en el auditorio del Centro de las Artes en la sede central del TEC, en Cartago.

Fuente: tec.ac.c

Este joven puede ser el verdadero ejemplo de aquellas personas que luchan por sus sueños, David no dejó que su cegues interfiriera con su sueño.