¿Algunos retos nos pueden costar la vida? En una fiesta con amistades lo retaron a comer la babosa que le indujo una infección en el cerebro dejándolo tetrapléjico y destruyéndole la vida.

Actualmente lucha por recobrar su normalidad. Se llama Sam Ballard un joven normal que practicaba rugby en Sindey y tenía un futuro prometedor. Quédate con nosotros hasta el final…

Conoce La Historia De Sam Ballard

Para el año dos mil diez, el joven se encontraba como cualquier chico de su edad, reunido con sus amigos divirtiéndose. Cuando de pronto en el piso apareció una babosa.

Es común que los chicos comiencen a poner retos, por ejemplo: ¿A qué no te comes esa babosa? Normalmente todo termina en risas y nadie come nada, pero este no fue el caso.

Ante la presión de los amigos en que se la comiera, Sam accedió a la apuesta, lo que nadie imagino es que este juego lo dejaría tetrapléjico.

El malestar fue de inmediato, por lo cual lo llevaron al hospital Royal North Shore, determinando que sufría de una afección cerebral conocida como meningoencefalitis eosinofilica causada por la babosa.

El nombre científico del animal es Angiostrongylus cantonensis, los jóvenes nunca se imaginaron que un reto podría costar.

El joven Sam Ballard, después del día fatídico

Luego de un año y cincuenta y cinco días, abrió los ojos, pero todo era distinto ahora dependía de alguien para sobrevivir por su condición de tetrapléjico. Además que no era atractivo ni famoso como antes.

La madre del joven, Katie Ballard no perdía las ilusiones en que su hijo volvería a recobrar sus capacidades totales.

Sólo que sus adelantos fueron muy lentos en tres años. Aun así no camina, tiene ataques convulsivos, y no controla su temperatura corporal.

Tampoco puede comer normalmente, porque deben alimentarlo por un tubo en su garganta. A partir de ese momento, allegados y familiares luchan por obtener el dinero que les permita cumplir su costoso tratamiento permanente.

Se espera que las autoridades gubernamentales de Australia continúen ayudándolos para sufragar esos gastos mediante las exoneraciones.

La madre de Sam, Katie Ballard afirma con tristeza que su hijo está deshecho, su vida cambió por completo.

Reflexión

Al igual que Sam muchos jóvenes asumen retos para pasar un buen rato, sin embargo es importante ver más allá del momento.

No importa si tus amigos te están retando lo importante es defender tu seguridad, recuerda que un buen momento puede transformarse en años de sufrimiento

Via

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.