¡Hola amante de las historias! ¿Eres amante del verano? Esta es la mejor estación del año tanto para los niños, como para los jóvenes y los no tan jóvenes.

Pero no siempre resulta tan divertido. Hay circunstancias que se escapan de nuestras manos y están vinculadas con la temperatura ¿Quieres saber que sucedió? Quédate hasta el final y lo sabrás.

Su Hijo Comienza A Gritar En El Jardín, Luego Su Madre Ve Las Quemaduras En Su Cuerpo Y Sale Corriendo Al Hospital


Las tardes de verano son extremadamente divertidas. Nada como disfrutar de una tarde soleada junto a los más queridos. Los niños suelen entretenerse en los patios de sus casas jugando en piscinas o simplemente a la pelota. Pero, siempre, al aire libre.

Pero debemos tener claro que las temperaturas pueden afectar notoriamente nuestra piel. Esto fue lo que sucedió con este bebe luego de que su madre rociara genuinamente agua sobre su piel.

Mira Lo Qué Sucedió

En San Tan Valley Arizona, las temperaturas alcanzaron los 40° grados. El calor, sin duda, era insoportable.

La madre de un bebé de nueve meses de edad, decidió bañarlo dentro de la piscina y así calmar un poco el calor tan intenso del día.

Al principio todo parecía estar normal y haber funcionado. La madre sacó el bebé de la piscina y tomó la manguera para bañarlo con agua limpia y cambiarle su ropa.

Cuando salió del agua de la manguera, la piel del bebé comenzó a cambiar inmediatamente. Se tornó de un color muy rojo, a lo que el bebé empezó a llorar desesperadamente.

“Pensé que estaba llorando porque se sentía incómodo y no quería que lo mojara, por eso no paré” señala la madre muy angustiada luego de descubrir lo que realmente había sucedido.

Las ampollas empezaron a aparecer y su piel parecía estar quemada. La madre desesperada no entendía lo que sucedía ni que había hecho mal y dejó de rociar el agua sobre el cuerpo del bebé.

Twitter

Enseguida salió corriendo al hospital junto al pequeño, quien no paraba de llorar, y allí pudo descubrir que debido a las altas temperaturas el agua de la manguera se había calentado a 55° grados, lo que evidentemente causó quemaduras en la piel de su bebé.

Fr.newsner

Es importante conocer que la piel de los bebés es mucho más sensible que la de los adultos. Sin embargo, eso no es todo.

Siempre debemos cerciorarnos de todas las cosas que aplicamos sobre su cuerpo, recordemos que ellos no pueden comunicarse claramente sobre qué sienten o qué les duele y nuestra atención debe ser primordial.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

Fuente de inspiración
KM